Irán dice que necesita 20 plantas nucleares más

Serán para enriquecimiento de uranio, según dijo el jefe del régimen para asuntos nucleares. Aunque aclaró que son para "proveer de combustible". Los EEUU, Israel y Europa creen que es para la bomba atómica
Irán dijo el sábado que necesita 20 plantas de enriquecimiento de uranio para sus instalaciones de energía nuclear, en un anuncio que posiblemente elevará las tensiones con seis potencias de Occidente por las ambiciones atómicas de la república islámica.

"A fin de proveer combustible para nuestras instalaciones de energía nuclear, necesitamos tener 20 plantas de enriquecimiento de uranio", dijo el jefe de Irán para asuntos nucleares, Ali Akbar Salehi, citado por IRNA.

En una desafiante respuesta a la votación de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) que reprendió a Irán por construir una segunda planta de enriquecimiento de uranio en secreto, Teherán dijo el domingo que edificaría 10 nuevos sitios nucleares como su

instalación subterránea de Natanz.

Irán cuenta con nueva planta de energía nuclear, que está bajo construcción en Rusia. Analistas afirman que la república islámica necesitará muchos años, sino décadas, para llevar a cabo la enorme expansión de su capacidad de enriquecimiento que planea.

Potencias occidentales han advertido que Irán se está acercando al plazo establecido a fin de año para que acepte el borrador de la propuesta nuclear redactado por la ONU, que pide que Teherán envíe el 75 por ciento de su uranio poco enriquecido desde la planta Natanz a Rusia y Francia.

Allí sería convertido en combustible para el funcionamiento de un reactor de investigación médica de Teherán. La propuesta busca disminuir las reservas de uranio bajamente enriquecido de la república islámica para minimizar el riesgo de que el país refine el material a un grado de 80 o 90 por ciento, que podría ser utilizado para la fabricación de una bomba atómica.

INICIATIVA SOBRE LA MESA

El ministro de Relaciones Exteriores Manouchehr Mottaki dijo que la iniciativa para el intercambio de combustible continúa en la mesa, según reportó el sábado una radio estatal. "Tenemos tres opciones (...) producir combustible, intercambiarlo (dentro de Irán) o comprarlo de otro país", dijo Mottaki. Irán asegura que su uranio bajamente enriquecido enriquecido sólo apunta a generar electricidad.

Sin embargo, los antecedentes de ocultamiento de Irán y su falta de plantas de energía nuclear para usar el uranio bajamente enriquecido han convencido a Occidente de que la república islámica está encubriendo un programa para desarrollar arsenal atómico.

Irán dijo el viernes que proveerá a la IAEA la mínima información requerida sobre su plan de construir nuevos sitios nucleares. Occidente teme que la insistencia iraní en apegarse a reglas de notificación que la IAEA considera obsoletas le permita aludir el sistema, elevando los riesgos de que Teherán pueda desarrollar armas nucleares de forma clandestina.

Salehi acusó a Occidente de realizar maniobras para hacer que Irán abandone del Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT por sus siglas en inglés). "Creo que Occidente está tratando de forzarnos a salir del NPT porque han notado que somos tan insistentes en adherirnos a él que ya no les parece bien", afirmó Salehi. "No tenemos planes de retirarnos del Tratado", aseveró.

Comentá la nota