Irán construye misiles de última generación y crece la alerta mundial.

La prensa local denunció que el régimen de Ahmadinejad comenzó la fabricación del nuevo armamento que posee velocidad "supersónica" y capacidad para atacar de "manera inteligente".
Irán ha comenzado a producir un nuevo sistema de misiles tierra a aire, informaron el sábado medios locales, en medio de persistentes especulaciones sobre que Israel podría atacar las instalaciones nucleares de la República Islámica.

"El rango de este sistema de defensa (de misiles) es superior a 40 kilómetros y puede seguir e impactar a los aviones y helicópteros enemigos de manera inteligente y a velocidad supersónica", dijo el ministro de Defensa, Mostafa

Mohammad Najjar.

El funcionario no especificó cómo se compara el misil a armas anteriores similares. Najjar fue citado por la agencia de noticias iraní Fars tres días después de que Israel entregó señales contradictorias sobre si podría bombardear a Irán, cuando su ministro de Relaciones Exteriores dijo que no existían tales planes y su ministro de Defensa dijo que todas las opciones están

abiertas.

El anuncio del sistema de misiles a menos de una semana antes de la elección presidencial del 12 de junio, en la que el presidente conservador Mahmoud Ahmadinejad enfrenta a moderados que proponen distender las relaciones internacionales de Teherán.

Fars, la agencia de noticias semioficial, dijo que la producción del sistema de defensa de misiles Shahin (Halcón) era uno de los "proyectos más importantes y complejos" emprendidos por la industria de la defensa iraní después de la

revolución islámica de 1979 en el país.

El canal de televisión iraní Press TV dijo que todas las partes del Shahin fueron producidas en el país, que está bajo sanciones de los Estados Unidos y la ONU por su disputado programa nuclear.

Los Estados Unidos e Israel acusan a Irán de buscan desarrollar bombas nucleares, un cargo que Teherán rechaza, y no han descartado el tomar acciones militares si la diplomacia no logra resolver la disputa. Israel, que según muchos es la única potencia nuclear de Oriente Medio, ha descrito reiteradamente al programa nuclear de Irán como una amenaza a su existencia.

Líderes iraníes frecuentemente descartan los rumores sobre un posible ataque de Israel, afirmando que el país no está en posición de amenazar a Teherán, el quinto mayor exportador de petróleo del mundo.

Ellos dicen que Irán respondería a cualquier ofensiva atacando intereses de los Estados Unidos e Israel. La República Islámica frecuentemente realiza anuncios de avances en sus capacidades de defensa, incluida la producción de nuevas armas.

Expertos militares dicen que Irán rara vez revela suficientes detalles sobre sus nuevos equipos militares como para determinar su eficacia, pero dicen que la República Islámica, a pesar de tener mucho menor poder de fuego que las fuerzas estadounidenses, podría provocar caos en el Golfo si es presionada.

El mes pasado, dijo que había probado un misil que según analistas de defensa podría llegar a Israel y a las bases de los Estados Unidos en el Golfo. En marzo, la agencia de noticias rusa Interfax dijo que Moscú podría congelar un acuerdo para entregar el sistema de defensa aérea S-300 a Irán.

Los Estados Unidos e Israel han visto con intranquilidad los reportes sobre la entrega del formidable sistema ruso S-300 a Irán. La posesión de un sistema de defensa aérea tan eficiente como el S-300 podría ayudar a Irán a evitar posibles ataques aéreos de Israel y los Estados Unidos contra sus recintos nucleares.

Comentá la nota