IPSA amplió su planta con una inversión de más de 7 millones de dólares

La firma inauguró sus nuevas instalaciones y las de Liquigas, empresa del mismo grupo dedicada al transporte de gases industriales
IPSA, empresa líder en la industria aerosolista, inauguró en las últimas horas nuevas instalaciones para almacenaje y elaboración de materia prima para la fabricación de aerosoles. La empresa que tiene su planta en la Ruta provincial 14, más conocida como camino "El Morejón", a pocos metros de la Central Termoelectrica Manuel Belgrano, dejó inaugurada sus nuevas instalaciones que le permiten convertirse por lejos en la firma de su sector con mayor capacidad para producir propelentes para aerosoles, agentes espumantes y gases refrigerantes.

El presidente de la compañía Pablo Oeyen destacó el crecimiento que ha tenido la empresa en el mercado desde sus comienzos hasta ahora a punto de cumplir 25 años. "Hemos logrado hoy la mejor calidad del mercado con Propelentes Hidrocarburos que contienen Cero Olefinas, Cero humedad y Cero de compuestos sulfurados. Los productos de IPSA son ambientalmente amigables"

En estudios de reactividad relativa realizados por la U.S. Environmental Protection Agency el Propano, Normal butano e Isobutano tienen el más bajo potencial de formación del ozono superficial entre más de 100 compuestos estudiados. Los valores de agotamiento del ozono estratosférico para los hidrocarburos son cero.

IPSA amplió su capacidad de almacenamiento de materia prima de 2.700.00 m3 a 5.100.000, con una inversión superior a los 7 millones de dólares, a la vez que Liquigas, la empresa de transporte del grupo, que tiene su predio ubicado contiguo a IPSA, también inauguró nuevas instalaciones. Liquigas comenzó con apenas dos camiones Mercedes Benz 1114, y hoy en día tiene una moderna flota de más de 40 unidades, equipadas con tanques de la mayor capacidad que permite el mercado.

De la inauguración de las nuevas instalaciones, participó el subsecretario de producción Mario Griguolo y el coordinador del área el ingeniero Alberto Díaz.

Comentá la nota