Ipross promete pagar a los bioquímicos

Desde el 2007 no hay servicio de kinesiología para los afiliados a la obra social provincial
ROCA (AR).- Las autoridades de la obra social rionegrina, Ipross, abonarán la próxima semana parte de la deuda que mantienen con el Colegio de Bioquímicos de la provincia; y aseguraron que el pasivo asciende a 2,7 millones de pesos y no a 4 como se había informado en un principio desde esa entidad.

Fuentes de la obra social señalaron que acumulan un atraso en el pago de la cápita.

Y aseguraron que el próximo lunes se abonará esa deuda en conjunto con la correspondiente al mes de febrero.

Explicaron que en los últimos meses mejoraron sustancialmente la relación con el Colegio de Bioquímicos de Río Negro, ya que se les incrementó la cápita (pasaron de 400.000 a 650.000 pesos) y a través de Economía -y de fondos de la propia obra social- se terminó de abonar la deuda histórica que tenían con la institución.

Pero además rechazaron que el pasivo que mantienen con esa entidad llegue a los 4 millones de pesos sino que asciende a los 2.7 millones.

El reclamo del pasivo llegó de parte del presidente del Colegio, Jorge Alegre, quien expresó que las prestaciones corrían serio riesgo ya que eran los propios profesionales de los laboratorios rionegrinos los que estaban asumiendo el costo del servicio a los afiliados.

Como un agravante para la situación se plantea la elevada demanda de servicios en tiempos de gripe. donde la cantidad de análisis crece día a día.

¿Y los kinesiólogos?

Ésa es al pregunta que todavía se siguen haciendo muchos afiliados de la obra social Ipross.

Es que el Colegio de Kinesiólogos suspendió la atención a los asociados en el año 2007, por lo que cada consulta se debe cancelar en efectivo y después reclamar el reintegro en las oficinas de la delegación local.

Al ser consultado sobre la situación, el titular de ese colegio, Juan Píccoli, aseguró que decidieron suspender la atención por el pasivo que acumulaban con los profesionales, y que por ese entonces rondaba los 200.000 pesos.

"En este tiempo hemos intentado volver al diálogo para tratar de llegar a un acuerdo, pero hasta el momento no tuvimos respuestas", dijo el profesional, quien aclaró que la deuda se canceló aunque los convenios que mantenían ya no se encuentran en vigencia.

Resulta un contrasentido que esta prestación esté cortada cuando por la situación estacional y las enfermedades respiratorias, los médicos derivan a diario a sus pacientes a realizarse sesiones de kinesiología.

Comentá la nota