Ipross "explicó" demora en entrega de silla de ruedas a niño con discapacidad

Ipross

La obra social emitió un comunicado oficial en el que argumentó las razones por las que dilató por más de dos años la entrega de una silla de ruedas para un niño de seis años de edad. También justificó el atraso en el pago a las terapeutas del niño. Por los incumplimientos de la obra social el padre del niño, el conductor de TV “Micky” Ruffa, había radicado una denuncia penal.

Bajo el título “Ipross aclara ante reclamo de afiliado de Bariloche”, la obra social justificó la dilación en la entrega de una silla de ruedas solicitada hace más de dos años, para el traslado de un niño con discapacidad.

Santiago tiene seis años de edad, y su padre, el conductor de TV Miguel Angel Ruffa, denunció penalmente a la obra social por los “reiterados incumplimientos”, expuso.

A la dilación en la entrega de una silla adecuada para Santiago, se suma el atraso en el pago de la contraprestación a la cuidadora y terapuetas del niño, además de los traslados correspondientes, de acuerdo a una denuncia penal radicada por Ruffa.

A esa información difundida por ANB, el Instituto Provincial del Seguro de Salud (IPROSS), en un comunicado oficial, respondió que recibió “un primer pedido, avalado por el médico correspondiente”. En ese momento, la obra social “emitió la orden de compra al proveedor (TRIMED)”, aseguró Ipross.

Pero remarcó que los fabricantes “tienen 90 días para hacer la entrega, ya que se trata de una silla a medida, bajo especificaciones médicas”, justificaron. Y agregaron que posteriormente, el médico que había prestado conformidad rechazó la silla y se solicitó una reclinable. La obra social tuvo que abonar la anterior, para cumplir con el fabricante”, señalaron.

Finalmente, “en diciembre se presentó presupuesto por una silla ultraliviana de traslado, se confeccionó el expediente y se tramitó la compra”, argumentaron. Y, “el pasado 23 de diciembre de 2014 se emitió la orden de compra a Serron y Cia. por fax y original el día 5 de enero de 2015, a Bahía Blanca”, aseveraron.

Y aclararon que “según el presupuesto antes mencionado, aceptado por Micky Ruffa el 17 de diciembre del año pasado, el plazo de entrega de esta silla es de 90 días, con lo cual el trámite se encuentra dentro de los plazos previstos”.

Por lo expuesto, “el titular del IPROSS realizó gestiones telefónicas con la empresa proveedora que cerró sus puertas por vacaciones y que reiniciará sus actividades el próximo 19 de enero”, aseguraron

Desde la empresa, “se comprometieron a enviar la silla de manera urgente, una vez que la reciban”, aseveraron.

Respecto al pago la cuidadora domiciliaria, Ipross informó que “en los próximos días se abonarán los meses de agosto y septiembre” y aclaró que “los prestadores de este servicio presentaban una situación irregular ante la AFIP, con lo cual la obra social rionegrina no pudo realizar el pago”. En tanto, los meses de octubre y noviembre “fueron facturados a fines de diciembre, con lo cual se encuentra el trámite en curso correspondiente para ejecutar el pago”.

Por su parte, en la Delegación Bariloche “aún no fue presentada la facturación del pasado mes de diciembre”, plantearon.

Oportunamente y en diálogo con ANB, Ruffa explicó que “necesitamos una silla de traslado más cómoda. Mi columna y la de mi mujer, no dan más”, expresó.

En tanto precisó, en contraposición a los argumentos de la obra social, que en reiteradas oportunidades Ipross les envió sillas, pero todas inadecuadas, lo cual fue considerado por el denunciante como “negligencia”, en su máxima expresión.

Ruffa consideró que las autoridades responsables, “mienten al afirmar que Ipross está en orden. Es un desorden moral, del que muchos papás estamos presos", definió.

Y finalmente expresó: “Yo soy la voz de mi hijo, él no tiene voz. Y yo me desangro pensando en su calidad de vida y en la de todos los chicos Bariloche, que también son mis hijos. La indiferencia duele más que un hijo con capacidades diferentes”.

Coment� la nota