El IPRODHA, Ministerio del Agro y siete municipios firmaron convenio para la construcción de viviendas para tareferos.

El Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA), junto al Ministerio del Agro y la Producción llevaron a cabo la firma de un convenio con los municipios de Wanda, Colonia Delicia, Comandante Andresito, Caraguatay, Santa Ana y Santiago de Liniers, para la construcción de 10 viviendas para tareferos por comuna, lo que hace un total de 70 viviendas en una primera etapa.
Las unidades habitacionales serán canalizadas a través de la Unidad de Gestión del Plan Techo del IPRODHA en terrenos dispuestos por las respectivas comunas. En tanto que dichas viviendas serán financiadas en su totalidad por fondos provenientes de recursos de la administración central de la provincia. El acto de la firma del convenio se llevó a cabo en la sede de la Unidad de Gestión del Plan Techo del IPRODHA, contando con la presencia del titular del organismo, Santiago Ros, el ministro del Agro, Alex Ziegler e intendentes de los respectivos municipios y un importante número de tareferos quienes serán beneficiados con las viviendas. En la oportunidad, Ros destacó que "se trata de una materia que teníamos pendiente, ya el Gobernador Closs había lanzado este programa que tiene como propósito brindar una vivienda digna a los tareferos y en general a los peones rurales", dijo y agregó que esta acción también favorece a la reactivación de la economía del sector maderero, sumada a otras que desde el Gobierno provincial ya se han implementado. El titular del IPRODHA, recordó además que el Instituto ya comenzó a construir 420 viviendas en 28 municipios misioneros, junto a empresas constructoras. "Lo que nos ha quedado pendiente era iniciar el programa a través de los municipios por medio del sistema de autoconstrucción", dijo el funcionario, quien destacó la puesta en marcha de esta iniciativa en el marco de un trabajo con las comunas. En este sentido, resaltó que los intendentes asumen un importante compromiso respecto de la administración de los recursos, como así también en lo que hace al trabajo de las familias beneficiadas, ya que se trata de un "sistema de autoconstrucción con el gerenciamiento de los intendentes, lo que va a permitir construir las viviendas a un bajo costo para el Estado, como para los propios beneficiarios", enfatizó Ros.

Por su parte, Ziegler remarcó que a través de este convenio "unos 600 tareferos de la cosecha de la yerba mate, tendrán un hogar digno", con lo que se da respuesta a "una materia que teníamos pendiente".

Comentá la nota