El IPAV, querellante

El Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) se presentó ayer en el juicio oral y público como querellante. Patrocinan al organismo provincial los abogados Leandro Alvarez y Alejandro Gigena. Entre los allegados a la principal acusada, Flavia Peñalva, causó malestar esa presencia.
Es porque la compararon con la actitud asumida por el Estado provincial durante el juicio anterior, en el cual fueron condenados los ex popes del organismo Hugo Agüero y Luis Araniz. En esa oportunidad, no actuaron como querellantes.

Los ex funcionarios marinistas recibieron una segunda condena de cinco años de prisión (antes habían sido sentenciados por enriquecimiento ilícito) por un desvío de fondos de 960.000 pesos entre 1999 y 2003.

El escándalo del IPAV se cobró otras víctimas. El presidente del Tribunal de Cuentas, Natalio Perés, también terminó destituido, a través de un juicio político realizado el año pasado, por haber hecho la vista gorda frente a los manejos turbios en el organismo provincial.

Comentá la nota