IPAUSS: Los fondos de reparación previsional serán volcados a créditos personales

El proyecto de menú de inversiones que presentó el Gobierno fue desechado ayer en la Legislatura y en su reemplazo se aprobará otro que destinará el 100% de los fondos de reparación del sistema previsional, que están en el Banco Nación, a una operatoria de préstamos personales. Resta establecer la operatoria y el resguardo del recupero.
Ayer se desechó el proyecto de menú de inversiones que fue presentado por el Gobierno a la Legislatura, ante la negativa de jubilados y gremios a liberar fondos a favor del Ejecutivo, que podría volcarlos a obras públicas, entre otras alternativas que fueron planteadas.

Por presión de los afiliados al IPAUSS, los legisladores accedieron avanzar en una ley para que la totalidad de los fondos que están depositados en un plazo fijo en el Banco Nación Argentina (BNA) -que ascienden a 60 millones de pesos-, sean destinados a préstamos personales, sobre todo para trabajadores estatales que están endeudados por efecto del pago escalonado de sus haberes.

Paralelamente a esto, se conformó otra comisión para que estructure la operatoria, de manera que en el organismo se instrumente todo el andamiaje administrativo para otorgar las líneas de créditos, los montos, los posibles beneficiarios y el resguardo del recupero.

Cabe destacar que desde el Centro de Jubilados de Río Grande se planteó la necesidad de separar los institutos antes de disponer del dinero que está en el BNA; pero la presión de los gremios pudo más y se allanaron a la decisión de la mayoría.

De todas maneras, los jubilados lograron acordar que el recupero de los préstamos no sea volcado a gastos generales del IPAUSS, sino que se destinen a una nueva cuenta especial, de manera que se garantice el «fondo de reparación» de la caja previsional, ya que «ese fue el origen de esos fondos», dijo David Guevara, en representación del Centro de Jubilados de Río Grande.

Además, los jubilados exhortaron a los legisladores y al directorio a que «adopten los mecanismos adecuados para que el Gobierno cumpla con las cuotas que obliga la Ley 676, y que consiste en depositar el 80% de lo que se paga en concepto de haberes previsionales».

Un plazo fijo no conveniente

Ayer los gremialistas, jubilados y directorio del IPAUSS, coincidieron en advertir que mantener los fondos de reparación de la caja de previsión, en el plazo fijo del BNA, no es conveniente, porque se está perdiendo dinero, por la tasa anual que la entidad bancaria paga y que está en el orden del 9,8 por ciento.

«Ese dinero no debe seguir inmovilizado en esa cuenta» y es «conveniente volcarlo para reactivar el circuito interno económico de la provincia», fue planteado desde la representación de ATSA.

Desde el gremio de ATE, en tanto, Carlos Córdoba, hizo una moción que es un tanto imposible de poder llevar a la práctica: destinar los préstamos a aquellos casos de trabajadores que se han tenido que endeudar para sortear las dificultades que les ha provocado el pago escalonado de sus sueldos.

Comentá la nota