El IPAUSS despidió a Eduardo Olivero

El Directorio del Instituto decidió cancelar su designación del abogado Eduardo Olivero como planta permanente de ese organismo. Opinan que en su paso por la gestión Ríos actuó en perjuicio del organismo.
Por resolución 1172 de 2009, el Directorio del IPAUSS decidió el pasado viernes 16 de diciembre cancelar la designación del abogado Eduardo Raúl Olivero como planta permanente de ese instituto.

"Ante el importante cúmulo de actuaciones en trámite", Olivero había sido incorporado el 27 de julio de 2007 dentro del Servicio Jurídico Permanente de ese Instituto, pero el 17 de diciembre de ese mismo año se le otorgó una licencia extraordinaria sin goce de haberes al haber sido designado como Secretario Legal y Técnico del Gobierno de la Provincia, por la gobernadora María Fabiana Ríos de Longhi.

Tras su renuncia a ese cargo político gubernamental, efectivizada el 14 de diciembre del pasado año, Olivero se reincorporó al IPAUSS. Pero dos días después en reunión de directorio, el organismo decidió, que ante la imposibilidad de efectuar una evaluación sobre su actuar profesional "requisito indispensable para evaluar su desempeño en las tareas y propiciar su continuidad como agente", se le canceló su designación, al considerar que el usufructo de la licencia otorgada, le quitó la estabilidad en el cargo.

La moción efectuada por el director Julio Peralta, fue acompañada por los votos de Miguel Juárez y Javier Lario, contra la negativa del Presidente Vicente Sinchicay y la representante del municipio capitalino Norma Mansilla, y la abstención de Jorge Vargas y Liliana Martínez.

En sus fundamentos, Peralta consideró que en su paso por la Secretaría Legal y Técnica de Gobierno, Olivero obró "en perjuicio" de los intereses del IPAUSS y que en algunos de sus dictámenes produjo "parte del ahogo financiero que sufre la institución, hasta tal punto que no le ha interesado a él y a otro, actuales funcionarios que han salido de las filas del organismo, a entregar las banderas del sostenimiento de lo que siempre han llevado como lucha". Por lo que presumiendo que su accionar dentro de la citada coordinación iba a seguir enmarcada en esa acción, generando nuevos perjuicios desde el punto de vista jurídico, respecto a la recuperación de las deudas históricas y recientes generadas por las distintas administraciones, formuló y obtuvo de 2 de sus pares la aprobación para cancelar la designación del abogado y ex funcionario arista.

Por su parte Vicente Sinchicay –actual Presidente designado por Ríos–, quien según consta en el acta 276, había votado en julio de 2007, por la negativa a dicha designación, cuando este revistaba como director de activos del IPAUSS, consideró en esta oportunidad "un indudable avasallamiento sobre los derechos adquiridos por Olivero", calificando a la medida de "arbitraria y discriminatoria (a nivel ideológico y político).

"A todas luces se trata de una insólita, antojadiza y caprichosa cuestión política que vanamente se trata de encubrir como ejercicio de facultades jurídicas: lisa y llanamente se está aplicando una suerte de castigo político por haber formado parte de la gestión actual de Gobierno", argumentó Sinchicay, quien dejó asentado su repudio "con la burda y grosera maniobra política que se intenta llevar a cabo, haciendo saber" a los directores que votaron la cancelación de la planta de Olivero, "que los mismos deberán cargar personalmente con las consecuencias jurídicas que todo esto apareje para el instituto".

Comentá la nota