Inzaurgarat desmenuzó las áreas de Salud y Desarrollo Humano y aseguró que no hay diagnóstico

Para la edil, a la hora de evaluar el presupuesto municipal de 2009, "no hay programas" en la mayoría de los casos. En desarrollo humano y social, los planes no están descriptos.
La concejal Inés Inzaurgarat (FpV) hizo un análisis de dos áreas que tienen mucha incidencia en la calidad de vida de los vecinos en Saladillo: salud y desarrollo humano y social.

Para Inzaurgarat, a la hora de evaluar el presupuesto municipal de 2009, "no hay programas" en la mayoría de los casos. En desarrollo humano y social, los planes no están descriptos.

"Conozco en profundidad a la Subsecretaria de Desarrollo Humano (Mariel Vanzini) y se de su capacidad, de su planificación, pero imagino que estos programas, que han sido llenados con números, no deben haber sido consultados al jefe del área. Si hubiésemos tenido una entrevista con el Jefe de Gabinete, lo podríamos haber aclarado. Es preocupante, porque es mucho el presupuesto que se asigna", señaló.

En salud hay casi 2.000.000 de pesos asignados. Como programa, aparece unidad sanitaria con internación, pero "no está el formulario". Tiene un monto de 229.681,36 pesos. Luego, para nueve CAPS, hay 657.574,92 pesos asignados para la atención de 29.500 personas. "¿Qué tipo de atención? ¿Cuáles son los subprogramas de atención primaria de la salud? ¿Consultorio del niño sano? No está descripto. El control de embarazadas y los controles ginecológicos existen, porque las vecinas de mi barrio me lo informan. La profesional a cargo del programa lo lleva a cabo meticulosamente. Sin embargo, no está descripto ni presupuestado", manifestó la concejal.

"Prevención en la tercera edad, no existe. Aplicación del programa Remediar de la Nación, que recibe gran cantidad de medicamentos para patologías específicas, tampoco. Lo mismo sucede con los programas preventivos de enfermedades sociales, propios del área de influencia de cada CAPS, como problemas de alcoholismo, adicciones, alimentación, etc", enumeró Inzaurgarat.

A su vez, se refirió a los programas específicos de enfermedades endémicas, que se establecen de acuerdo a las características geográficas, sociales y económicas de cada barrio.

"No hay un programa preventivo del dengue ni del hantavirus. No lo puedo creer", expresó asombrada. "¿Qué tenemos como prevención del dengue? Un cartelito que aparece en televisión. Las vecinas (de mi barrio) están enojadas con ese cartelito, porque dice que no hay que dejar agua estancada y que no hay que guardar recipientes con agua. Sin embargo, cerca de sus casas hay canales a cielo abierto con aguas estancadas. Es una tomada de pelo."

Inzaurgarat recordó que los programas se confeccionan de acuerdo a diagnósticos. "El diagnóstico es la población atendida en cada CAPS. La atención primaria de la salud no se hace a demanda. Se hace a diagnóstico. Es decir, en función de un banco de datos. Eso le permite al equipo interdisciplinario del CAPS elaborar los programas. Los CAPS se están transformando en salas de primeros auxilios y eso es preocupante", señaló.

"Una cosa inentendible es la separación de la Subsecretaría de Salud de la Subsecretaría de Desarrollo Humano. En el caso de atención primaria de la salud, eso es algo que nunca se debe dar. Ambas áreas deben estar integradas y colaborar en la programación."

Niñez y adolescencia sin incluir

Una cosa que le preocupó mucho a Inzaurgarat es "no ver en el presupuesto 2009 del área de Salud la implementación de la Ley de Promoción y Protección Integral de los Derechos del Niño y Adolescente. Es el programa más importante que debe encarar el Municipio en 2009".

En el presupuesto de salud, tampoco está incluido la mayoría de los profesionales que se desempeñan en los CAPS.

"A ellos se les paga con un subsidio que se le entrega a las comisiones, mal llamadas cooperadoras, de los CAPS. Estas comisiones de vecinos tienen a su cargo el diagnóstico de problemas de salud del barrio. No tienen como función recaudar dinero para invertir en arreglos del edificio, etc. La función es ser verdaderos promotores de salud barrial. ¿De quién dependen esos profesionales? De la comisión o de la Subsecretaría de Salud. Cuando hay problemas con el profesional, ¿quién lo supervisa?"

Inzaurgarat reconoció que el programa PROCUIDO está explicado con sus metas y objetivos. Tiene 82.000 pesos de presupuesto y está "muy bien elaborado". Marca la atención de 46 personas.

En cuanto al programa de enfermos crónicos, no tiene metas ni objetivos. En la parte de pasajes sociales, se calculan 60.000 pesos (1000 pesajes). ¿Para qué tipo de beneficiarios? ¿Cubren derivaciones a centros complejos? "No se explica nada."

En el programa de atención de celíacos, "ni siquiera figura la partida. Este plan corresponde al Ministerio de Salud de la Provincia, que envía insumos para los pacientes. No sabemos cuántos beneficiarios. En otros programas, sucede lo mismo".

En la Dirección Bromatología, "que es la encargada de ejercer el control sanitario en los comercios, el presupuesto no dice nada. Tiene una partida asignada es de 559.726 pesos y supongo que se debe ir en personal y en laboratorio. No hay en esta área ningún programa preventivo".

Desarrollo humano

En cuanto a Desarrollo Humano y Social, el presupuesto es de 1.430.000 pesos. De ella dependen la Dirección de Infancia y Capacidades Diferentes, la Dirección de Promoción Social y la Dirección de Asistencia Familiar. En el presupuesto se enumeran los programas sin metas. Simplemente figura la asignación de recursos.

Entre otros, figuran el programa subsidio a indigentes, con un monto de 80.000 pesos. "¿En qué consiste y a cuántas personas apunta?", se preguntó.

Inzaurgarat admitió que el programa de la tercera edad, en tanto, está "perfectamente elaborado". Tiene un monto de 25.000 pesos, atiende a 32 ancianos y describe la actividad que se hará con ellos en un centro de día.

Por otro lado, hace poco se hizo una consulta "sobre cantidad de madres adolescentes con hijos a cargo y no nos supieron responder. No hay diagnóstico".

El Servicio Alimentario Municipal, entretanto, figura con 180.000 pesos. El 60% lo cubre el Municipio y el 40 restante la Provincia. "Acá hay algo que no se comprende, porque por un lado figuran 950 familias y en las metas 1730. ¿Cuáles la realidad?"

Con respecto al Fondo Municipal de la Vivienda, no se sabe si se está cobrando o no. "No apareció más en el presupuesto."

Con relación al programa de ayuda al desempleo, figuran 720.000 pesos, que equivale a la mitad del presupuesto de Desarrollo Humano y Social. "¿Cuántos desocupados hay? ¿Qué se hará con esos desempleados? ¿Dónde se los ubicará? ¿Se los capacitará? Por lo que dijo el Jefe de Gabinete cuando vino, son 190 personas haciendo tareas en el Municipio. ¿Cuánto cobran? ¿Tendrán posibilidades de pasar a planta transitoria?"

Comentá la nota