El INYM vuelve a reunirse buscando un aumento del precio al consumidor

Volverá hoy a reunirse en Posadas el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) teniendo en agenda el tema de los nuevos precios mínimos a fijarse para el pago de la yerba canchada y de la hoja verde; pero, como se vio en la reunión del viernes pasado, más que este tema a los directores les interesa gestionar la suba del precio final del producto, o sea un aumento para los consumidores, algo que no está en manos del Instituto, sino que depende de la Secretaría de Comercio Interior de la Nación.
Respecto de los precios que los acopiadores y la industria molinera deben pagar a los productores primarios, que es sí tarea específica del INYM, todo indica que tampoco esta vez se llegaría a un acuerdo por lo que finalmente la cuestión tendría que ser definida por la Secretaría de Agricultura de la Nación. A este laudo de dicha Secretaría apuntarían el sector de los secaderos, según una versión que indica que su representante en el directorio del INYM se negaría hoy a votar para establecer los nuevos precios mínimos.

También trascendió que en la reunión de hoy el directorio del Instituto seguiría considerando las medidas a tomar para lograr que la Secretaría de Comercio Interior, cuyo titular es Guillermo Moreno, acepte autorizar un aumento en el precio final de la yerba. Al respecto, miembros del directorio están elaborando un documento para elevarlo al gobernador de la provincia, Maurice Closs, a fin de "imponerlo de la situación" del sector y solicitarle una gestión ante Moreno, quien, como se sabe, es siempre reacio a todo aumento de precios, sobre todo de los productos que figuran en la llamada canasta básica del consumo familiar. Los industriales yerbatero argumentan que un aumento en el precio final tendría un impacto mínimo en esa canasta, o sea en el índice de costo de vida. Y argumentan además que no pueden pagar los precios establecidos a los productores primarios ya que la rentabilidad de la industria está muy acotada y, dicen, esto lleva a "comprimir" toda la cadena productiva: o sea a no cumplir con los precios a productores primarios.

Comentá la nota