BRF inyectó u$s 34 M a Quickfood para sanear deuda y apurar venta

BRF inyectó u$s 34 M a Quickfood para sanear deuda y apurar venta

El holding brasileño avanza en su estrategia de desinversión y pone a punto las cuentas del frigorífico, mientras también busca un comprador para Avex.

Aportes. El de ayer fue el segundo aporte de capital que hace BRF para Quickfood. En enero había destinado otros u$s49,7 millones.

El holding BRF avanza a paso firme en su intención de vender el frigorífico Quickfood y en este contexto inyectó u$s34 millones para cancelación de deuda a corto plazo y de esta manera sanear las cuentas de cara a encontrar un comprador conveniente.

"El referido aporte se realiza a cuenta de futuras suscripciones de acciones por parte de su accionista controlante BRF y los fondos serán destinados a repagar la deuda de corto plazo", según detalla el comunicado enviado ayer por Quickfood a la Comisión Nacional del Valores.

Esta es la segunda vez en lo que va del año que BRF concreta un aporte de efectivo a Quickfood. En enero pasado ya había aportado u$s49,7 millones destinados a evitar una "posible cesación de pagos y un eventual default", según explicaron desde la firma.

A partir de ese momento comenzó a gestarse la retirada de BRF de la Argentina, que hoy ya es una realidad porque el grupo brasileño no sólo busca dueño para Quickfood sino también para Avex, su frigorífico avícola ubicado en la localidad cordobesa de Río Cuarto, y de su segmento porcino que opera bajo la marca Campo Austral.

En lo que se refiere estrictamente a Quickfood, según los registros del BCRA a la fecha muestra una deuda bancaria de poco más de $820 millones. Por su parte Avex cuenta con deudas bancarias de $1.365 millones y Campo Austral de $570 millones.

Por lo pronto, todo el grupo sigue en venta y hasta el momento, según detallan desde la industria, si bien se avanzó en conversaciones con posibles compradores, todavía no hay nada concreto. Se especula con que BRF busca cancelar las deudas de Quickfood para luego proceder a vender por separado las nueve plantas de producción que tiene en el país.

Mientras tanto, según publicó recientemente Bloomberg,BRF está analizando la venta de hasta u$s1.000 millones en bonos que serían destinados a refinanciar sus fuertes deudas además de obtener liquidez. La semana pasada, la compañía informó los resultados del segundo trimestre en el que tuvo que afrontar un resultado negativo de u$s400 millones. En el mismo período del año anterior había perdido u$s42 millones.

A la par, en el segundo semestre sus ventas alcanzaron los 5.573 millones de reales, lo que representa una caída del 7% respecto del mismo período del año anterior cuando había sumado poco más de 5.598 millones de reales. Algo similar ocurre con el acumulado en lo que va del año, sus ventas en el primer semestre sumaron 11.484 millones de reales, versus los 12.651 millones de 2017, lo que se traduce en una caída interanual del 9%.

Coment� la nota