Inyectarían más de $ 1.000 millones para reactivar créditos hipotecarios

Son fondos de la ANSeS. La operatoria la canalizaría el Banco Hipotecario.
Después de una reunión que duró dos horas, Eduardo Elsztain, que posee el 35,5% y el timón del Banco Hipotecario, el Jefe de Gabinete Sergio Massa, el titular de la ANSeS, Amado Boudou y el director del Estado en el Hipotecario, Diego Bossio, decidieron darse 10 días más para cerrar un acuerdo que puede cambiar el mercado de préstamos hipotecarios. Ayer al menos se pactó que la ANSeS inyectará al Hipotecario fondos para que se arme un fideicomiso de entre 1.000 a 2.000 millones de pesos para que a su vez se vuelque en nuevos créditos en pesos a 20 años de plazo con una tasa fija que luce hoy más que conveniente: 12% anual.

De cara a las elecciones de octubre y para reactivar a la industria de la construcción el Gobierno imagina una línea de préstamos para la clase media con un tope de 300.000 pesos para la vivienda familiar única.El Hipotecario lidera en ese segmento, con unos 300.000 préstamos ya otorgados. Por ahora sus deudores no registran mora y el banco se encuentra en una posición sólida luego de cancelar una serie de préstamos garantizados con el Deustche Bank, de acuerdo a fuentes del negocio bancario. Del lado del gobierno insistieron anoche ante Clarín que eligieron al Hipotecario porque posee el know how de la operatoria. En este caso, el banco actuará como la entidad organizadora que licitará en otros bancos los fondos en función de la tasa de interés por un lado. Y también participará como banca comercial otorgando directamente los créditos a los interesados a través de sus sucursales.

Por cierto, esta operación despertó todo tipo de suspicacias acerca de si la intención del Gobierno consiste en ampliar su participación accionaria en el banco o intervenirlo para manejar esa nueva línea de préstamos. Las dos versiones fueron desmentidas de manera contundente por fuentes cercanas a la jefatura de Gabinete.Lo que se está negociando es que el plazo fijo de la ANSeS tenga continuidad y sea renovable a 15 años de manera de sostener la línea de préstamos. El acuerdo que se firmaría sería de largo plazo y "al banco le viene bien en un momento en que los préstamos para vivienda están planchados", señaló otro banquero a Clarín. Desde que se privatizó en 1997 el grupo Irsa, dueño de casi todos los shoppings, los edificios más emblemáticos de Buenos Aires y campos, tiene el 35,54% de las acciones y el manejo del banco.

El Estado, contando el 10% que pertenece a los trabajadores, suma el 64,46%. Por cierto, el Estado tiene cuatro directores, dos en representación del ministerio de Economía, uno más en nombre de los empleados y otro por la Cámara de la Construcción. Pero hasta ahora los directores del Estado han interferido poco. de hecho, sólo nombró a uno, Diego Bossio el último enero. Bossio, de 29 años, se desempeñaba hasta entonces en el entorno del gobernador mendocino Celso Jaque.

Comentá la nota