Se inyectarán $ 12 millones extra al consumo

La decisión nacional alcanzará a unos 200.000 beneficios que paga la Anses y a otros 70.000 que serán liquidados por la Provincia. El incremento puede contribuir al repunte de la economía. La Provincia gestiona fondos para abonar el reajuste.
El incremento del 33% en las asignaciones familiares, anunciado por el Gobierno nacional, persigue dos objetivos fundamentales. Por un lado, implica un aliento al Producto Bruto Interno (PBI), por vía del consumo. Por el otro, se trata de una medida de redistribución del ingreso hacia sectores menos pudientes. La evaluación corresponde al economista Hugo Ferullo, quien afirmó a LA GACETA que, en cierta medida, la decisión presidencial tiende a buscar salidas a la recesión económica.

En el caso de Tucumán, el aumento en las asignaciones familiares significará un ingreso adicional estimado en $ 12 millones mensuales, si se toma en cuenta el reajuste que se aplicará en los beneficios que se abonan a través de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y los que abonará el Gobierno provincial. El titular de la Anses había estimado que, mensualmente, a nivel país la medida contribuirá con $ 210 millones a alentar el consumo.

Según Ferullo, el 80% del ingreso familiar va al consumo, mucho más justificado en esta última parte del año cuando la población se predispone a efectuar más gastos, ante la inminencia de las celebraciones de fines de años y de las vacaciones. "Cuanto menos se gana más dinero va al consumo", puntualizó. No obstante, el economista aclaró que el escenario actual es complicado para las finanzas públicas y más dificultoso que 2008. El Gobierno nacional calculó que la suba representará un costo fiscal de $ 2.500 millones anuales.

El universo

En la provincia la medida, que tendrá vigencia desde el primer día de este mes, alcanzará a 194.292 beneficiarios de la asignación por hijo y prenatal de empleados en actividad y a otros 10.170 de jubilados, indicó a nuestro diario la gerenta regional de la Anses, Viviana Bernacchi. Este universo de beneficiarios no comprende a los que están alcanzados por el fondo compensador ni a los de pensiones no contributivas. En cuanto a las asignaciones por discapacidad, el aumento llegará a los 2.466 beneficios que perciben los activos y a los 3.500 casos de pasivos.

El gobernador José Alperovich, en tanto, adelantó la decisión provincial de sumarse al incremento en las asignaciones. En ese sentido, el ministro de Economía, Jorge Jiménez, proyectó un gasto extra de $ 5 millones para cubrir las asignaciones por hijo y prenatal de 70.000 beneficiarios que dependen de unos 32.000 empleados públicos. "Estamos gestionando ante la Nación los recursos para poder pagar el aumento", acotó el funcionario. Con lo avanzado del mes, el ministro consideró que es improbable que la suba se abone con la última liquidación. "Aún tenemos que conocer la reglamentación del decreto nacional antes de instrumentar la medida", agregó.

Cómo se hace el trámite

Las asignaciones familiares son prestaciones no remunerativas y obligatorias para todos los trabajadores en relación de dependencia. Según María Teresa Apud de Giuliano, de la comisión previsional del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas, los trámites para su cobro son sencillos. Lo explicó en los siguientes pasos:

• Cuando el empleado realiza su legajo personal, debe incorporar las partidas de nacimiento de su hijo y certificar la incapacidad si corresponde.

• El empleador llena un formulario que certifica que la persona está trabajando en relación de dependencia.

• Una vez que el empleado completa este trámite debe dirigirse a la Anses para terminar la gestión y, luego de un mes, comenzar a cobrar las asignaciones familiares que correspondan.

Por franjas salariales

La medida no modifica las actuales bandas salariales. Los que cobran un básico de más de $ 4.800 seguirán sin percibir el beneficio.

Por las asignaciones prenatal o por hijo, los que cobran entre $ 100 a $ 2.400 mensuales pasarán a percibir de $ 135 a $ 180.

La banda salarial de $ 2.400,01 a $ 3.600 pasará a cobrar de $ 102 a $ 136 y la de $ 3.600,01 a $ 4.800 subirá de $ 68 a $ 91.

Para los trabajadores con hijos con discapacidad, las subas serán de $ 540 a $ 720 (sueldos de hasta $ 2.400) de $ 405 a $540 (hasta $ 3.600).

Comentá la nota