Involucran al municipio con medicamentos “no aptos”

El Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires analizó dos muestras facilitadas por una vecina.

En ambos casos determinó que los preparados contenían dosis inferiores a las establecidas.

El rótulo de una de las muestras indica que el producto fue elaborado por una farmacia local.

La semana pasada se hizo público un caso que comenzó a gestarse a mediados del año pasado, a partir de la decisión de una vecina de elevar al Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires una muestra de un medicamento que recibió por gestiones realizadas en la Dirección de Desarrollo Humano del municipio.

Se trata del producto Risperidona en gotas, un agente antipsicótico que en muchos casos se utiliza asociado a otras drogas en pacientes que tienen psicosis o convulsiones. En esa oportunidad, los análisis correspondientes determinaron que el remedio era “no apto” para consumo, por contener dosis inferiores a las establecidas.

A fin de año, el Colegio de Farmacéuticos recibió otra muestra, facilitada por la misma vecina. Los resultados determinaron la “no actitud” del producto. En este segundo caso, la autorización para la entrega del medicamento fue gestionada en Servicios Sociales del Hospital Nuestra Señora de Luján.

Según explica la vecina en una carta que envió al Colegio en noviembre, el medicamento en cuestión le fue recetado a su hija de 4 años. En el escrito, la mujer informa que retiró el producto en la Farmacia Banchero de esta ciudad. En la segunda muestra, la información que se detalla en el rótulo del preparado certifica los dichos de la vecina.

El municipio comenzó a trabajar con ese comercio del rubro salud a mediados del año pasado. Anteriormente, había acordado la entrega de remedios a través de otra farmacia, pero el acuerdo se rompió como consecuencia de reiterados incumplimientos de pago por parte de la Municipalidad.

PALABRA AUTORIZADA

Las dudas de la vecina se originaron porque la primera de las muestras que decidió elevar al Colegio de Farmacéuticos era “distinta” al medicamento que venía recibiendo con autorización municipal.

“Era una muestra que alcanzó al Colegio una vecina, preocupada porque no se condecía con lo que anteriormente tomaba su hija, unas gotas de un laboratorio internacional. La muestra que nos acercó era un preparado magistral, un preparado realizado en una farmacia, con un rótulo que le faltaba un pedazo. Cuando consultó a su médico de cabecera si le podía suministrar eso a su hija, le respondió que no porque no tenía las indicaciones en el rótulo”, explicó a EL CIVISMO el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Néstor Luciani.

El titular de la institución informó que esa primera muestra “estaba mal rotulada y tenía una concentración cuatro veces menor. Y si uno le aplica una dosis que es cuatro veces menor, indudablemente no hace el efecto que tiene que hacer”.

Sobre el segundo caso, Luciani expresó que el rótulo estaba completo y el nombre de la farmacia que había expedido el preparado coincidía con la información suministrada por la vecina: “El segundo preparado, además de tener una dosis menor, era jarabe, no en gotas. Es decir, era otra forma farmacéutica, era una forma farmacéutica diferente a la recetada por el médico”.

Tal como lo establecen los pasos administrativos, desde el Colegio se elevaron los resultados de los análisis al Ministerio de Salud bonaerense, autoridad encargada de aplicar la ley de farmacia y medicamentos.

-¿Es la primera vez que reciben una denuncia de este tipo contra esta farmacia?

-“Tiene antecedentes por algunas cosas similares. Pero con respecto al tema provisión de medicamentos a través de la Municipalidad es la primera vez”, explicó Luciani.

De cualquier manera, el presidente del Colegio de Farmacéuticos detalló que en todo el territorio bonaerense “continuamente tenemos este tipo de requerimiento de parte de los ciudadanos bonaerenses. Nos ponemos a disposición y realizamos los análisis. Muchas farmacias trabajan bien, otras regular y otras directamente mal. En este caso se ha trabajado mal, doy fe porque están los resultados a la vista”.

LA ADVERTENCIA

Este bisemanario se comunicó con el dueño de la farmacia involucrada por la vecina. Julián Banchero adelantó, en referencia a lo expresado por este medio en la sección “Del dicho al hecho” del sábado pasado, que ya puso abogado “porque ustedes dan algo como juzgado que todavía no está juzgado”.

“El frasco pudo haber sido manipulado antes de llegar al Colegio. Pero eso ustedes no lo ponen. Dan una versión que no es la verdad. Hay que ver qué viene del Ministerio.

Todavía no nombraron a la farmacia. Yo los estoy esperando, así nomás. Estoy esperando que pisen el palo, nada más”, reiteró Banchero.

Comentá la nota