Involucran en la maniobra del caso Skanska a un hombre de De Vido

Un empresario dijo que la plata negra era para "funcionarios de Planificación".
El apoderado de la empresa Infiniti, Adrián López, ratificó ayer ante la Justicia, que se reunió "con un funcionario del ministerio de Planificación", que no identificó, para planificar la maniobra con facturas falsas que se investiga si sirvió para evadir impuestos y pagar sobornos en el caso Skanska.

En una ampliación de indagatoria ante el juez federal Norberto Oyarbide, López dijo que el dinero que se iba a sacar en la ampliación de un gasoducto (Ver antecedentes) por sobre los costos reales de la obra era para "gente del Gobierno. Me consta que dependía del ministerio de Planificación e Infraestructura" que encabeza Julio De Vido.

Ante una consulta de Clarín, voceros de De Vido no quisieron hacer comentarios respecto de los nuevos dichos de Adrián López.

López, que está procesado en las dos causas en que está dividido el caso Skanska, ratificó así ayer ante Oyarbide el contenido de una entrevista que dio al sitio en Internet llamado Online-911.

El juez en lo penal económico Javier López Biscayart elevó hace casi un año su causa a juicio oral y público pero Adrián López apeló y pidió la reunificación del caso. Este juez procesó a Adrián López como participé necesario de evasión impositiva. Es porque entregó facturas falsas por más de 800 mil pesos.

Paralelamente, la empresa sueca Skanska pidió a López Biscayart acogerse a la ley de blanqueo fiscal del Gobierno para pagar los impuestos reclamados y se termine su persecución penal.

Su abogado, Luis Sasso, dijo a este diario que su cliente aceptó la ampliación de la indagatoria aunque no correspondía según las normas procesales.

Sasso agregó que durante la indagatoria ratificó sus dichos en esa entrevista. La ampliación de la indagatoria había sido pedida por la Oficina Anticorrupción.

En esa supuesta reunión con un funcionario de De Vido, que no sería un secretario de ese ministerio sino un subsecretario-, López afirmó que "hablamos de cifras, de montos, de las empresas que ellos necesitaban para hacer todo el enjuague".

Pero el imputado dijo que no aceptó en esa reunión hacer de intermediario con otras empresas que, como Infiniti podría servir para emitir facturas truchas.

Luego contó que el contacto se lo ofreció el contador Alfredo Grecco, otro de los investigados en la causa, y que éste había afirmado que detrás de la maniobra estaba "Néstor Ulloa", ex titular de la Nación Fideicomisos quien renunció cuando estalló el escándalo en el 2007 y es otro de los procesados.

En ese momento, el Gobierno negó que hubiera sido un caso de corrupción oficial y habló de "corrupción entre privados" por las empresas que intervinieron en el proyecto de extensión del gasoducto.

"Ulloa estaba encargado de administrar los fondos de las obras de Transportadora Gas del Norte y Transportadora Gas del Sur", agregó.

Aclaró que se refería a ese Ulloa, que estaba a cargo de ese fondo fiduciario estatal, y no al ex secretario de Néstor Kirchner Rudy Ulloa.

En tribunales, no se entendía cuál era el sentido de la jugada de Adrián López en cuánto a ratificar, como lo había hecho en una indagatoria ante López Biscayart, que habían intervenido funcionarios del ministerio de Planificación pero negándose a identificarlos.

Quizás estará buscando fortalecerse penalmente o mandar señales a funcionarios antes de llegar a juicio oral y público de una de las causas judiciales abiertas que más preocupa al Gobierno.

Comentá la nota