La invitación escondía intereses políticos

El ministro de Obras y Servicios Públicos, Marcelo Falcione, y el interventor de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes, Julio Espínola, advirtieron hoy que la convocatoria de los senadores de la oposición para tratar la problemática de la tarifa energética 'era un simple golpe de efecto para perjudicar al Gobierno provincial, dado que hace mucho tiempo tienen posición tomada con un criterio'.
Ambos funcionarios evaluaron la posibilidad de asistir al encuentro, pero resolvieron no hacerlo porque "estaba demostrado que tanto el senador Gustavo Canteros, presidente de esa comisión de Defensa del Consumidor, como sus pares de la oposición, tienen la intención de utilizar políticamente el aumento tarifario impuesto por la Nación y cargárselo a la espalda de la provincia".

"En un año electoral como este, tenemos que evaluar la conducta de los legisladores para ver si es constructiva o, por el contrario, busca generar situaciones de choque donde el conflicto termine favoreciendo a los sectores que buscan dividir a la gente, y eso es lo que estos legisladores persiguen con este tipo de invitaciones inconducentes", señaló el ministro de Obras Públicas.

Falcione indicó que "la prueba de que no quieren analizar las razones del aumento sino condenar injustamente a la administración del gobernador Arturo Colombi está en la carta documento que cuatro días antes de la invitación que nos hicieron llegar mandó el propio senador Canteros a la DPEC en términos tajantes".

"Allí –añadió Espínola a la Dirección de Información Pública- Canteros da por descontado que la provincia es responsable del aumento y cataloga de ilegal las tarifas que debió aplicar la DPEC cuando la Secretaría de Energía de la Nación estableció el nuevo régimen tarifario sin subsidios, una afirmación errada de su parte".

"En esos términos querían dialogar, cuando ya dan por descontado que es la provincia y no la Nación la que tiene responsabilidad en esta cuestión, por lo tanto asistir a un encuentro de esas características para que la oposición haga su juego electoral no era conducente desde ningún punto de vista", añadió.

Para Falcione y Espínola, "si realmente estos legisladores quisieran ayudar a resolver el problema energético hubieran tratado el fondo fiduciario eléctrico, que está trabado en la Legislatura hace un año y medio, la DPEC hubiera tenido recursos para invertir en la infraestructura y afrontar así en mejores condiciones esta crisis que nos transfiere el Gobierno Nacional".

Añadieron en ese punto que "si quieren hablar de pérdidas de energía, primero deberían votar el fondo eléctrico porque sin esos recursos es imposible actualizar el sistema de transformadores y conductores que, al ser muchos de ellos antiguos y estar sobrecargados por la demanda estacional, consumen más energía que la necesaria para abastecer a los usuarios. Ello sin contar la ausencia de los fondos de excedentes de Salto Grande, que en 2008 la Nación no envió a Corrientes", remarcaron.

Finalmente, explicaron que "las gestiones para frenar el impacto del aumento energético las estamos haciendo mucho antes de que ellos se preocuparan por el tema, con permanentes reclamos a la Nación y trabajando incluso con las organizaciones intermedias que entendieron de dónde viene este nuevo régimen tarifario: de la crisis que afronta el Gobierno Nacional, que eliminó subsidios para que las provincias paguemos los costos de sus imprevisiones".

Comentá la nota