El invierno aumentó los cuadros infecciosos respiratorios

El cambio de estación incrementó los cuadros virales en la provincia, afectando principalmente a los niños, sin embargo, los especialistas aconsejan no alarmarse.
En esta época, cuando el frío comienza a golpear más fuerte, es cuando nos encontramos más propensos a contraer enfermedades virósicas y de tipo respiratorias.

Uno de los grupos de mayor riesgo de contraer este tipo de enfermedades son los niños, es por eso que por estos días, los centros asistenciales públicos y privados se ven colmados de consultas de padres alarmados por el malestar en sus hijos, sumado a la psicosis generalizada por la gripe A.

Sin embargo, los médicos tratan de dar mensajes tranquilizadores a la población, resaltando que estos cuadros infecciosos son sistemáticos y que se repiten, en mayor o menor medida, todos los años, durante el invierno. Consultado por EL SIGLO, el subdirector del hospital de niños Oscar Hilal expresó que en junio bajaron las consultas por cuadros virales respiratorios, debido, en gran medida, al trabajo de prevención y sobre todo, a que este año el primer pico de la enfermedad se adelantó a la segunda quincena de marzo.

No obstante, admitió que "se espera un recrudecimiento de los cuadros virales en julio. Entonces empezaríamos a hablar de un segundo pico infeccioso", precisó.

Para tranquilidad de los padres

Los pediatras aclararon que las enfermedades virósicas no constituyen una patología severa o que pueda ser de mayor preocupación para los niños, sino que se trata de dolencias prevalentes, que se repiten todos los años. "Los cuadros que pueden requerir mayor atención son los cuadros de bronquiolitis, que afectan a los niños más pequeños y que, en el caso de los menores de seis meses, requieren internación", explicó Hilal.

Recordemos que la bronquiolitis es una enfermedad infecciosa vírica aguda del tracto respiratorio inferior, que afecta a lactantes y niños pequeños. Sus síntomas son dificultad para respirar, fiebre y tos intensa. En cuanto al tratamiento para este tipo de enfermedad, los pediatras mencionan como principales medidas: el suministro de medicación para bajar la fiebre, atención con oxígeno, uso de broncodilatadores y en ocasiones más graves, uso de corticoides.

Pacientes con mayor riesgo

Desde el sector privado, el doctor Tomás Fiori Bimbi, afirmó que el único riesgo que pueden ocasionar estas enfermedades es que exista una patología de base que empeore el cuadro del paciente. Es el caso de los enfermos con patologías congénitas, como las cardiopatías, diabetes o la obesidad mórbida. En estos casos, precisó el profesional, las afecciones respiratorias pueden resultar más graves que para el resto de los pacientes.

En el caso de los niños con procesos virales comunes, el tratamiento no presenta demasiados inconvenientes.

"La enfermedad tiene un tiempo que hay que respetar. Lo que tratamos es que baje la fiebre, hidratarlos y fomentar la lactancia materna para aumentar el grado de inmunidad en menores de un año", señaló Fiori Bimbi.

Consejos Prácticos

Frente al aumento estacional de los casos de afecciones de las vías respiratorias, los médicos aconsejan, ante la aparición de los síntomas de agitación, tos y fiebre en los niños, consultar al centro de atención de salud primaria más cercano a su domicilio.

También se aconseja-hidratar a los niños con agua potable o previamente hervida. Además, se recomienda evitar las aglomeraciones de gente, no asistir a los lugares con concurrencia masiva que pueden ser focos de contagio.

Comentá la nota