Investigarán nivel de arsénico en el agua de Villa María

Varios sectores acordaron ayer realizar análisis conjuntos para despejar dudas.
Villa María. Luego de una intensa reunión de más de dos horas y media entre funcionarios municipales, laboratorios privados, profesionales de varias universidades, una organización ambientalista y la cooperativa que provee el agua en esta ciudad, se resolvió ayer realizar un análisis en conjunto que pueda ser cotejado por el laboratorio Ceprocor, que depende de la Provincia, u otro universitario o independiente, para precisar si el nivel de arsénico en el agua que consume Villa María está por encima de lo permitido.

De esta manera se busca despejar dudas e incertidumbres generadas por resultados de análisis conocidos en las últimas semanas y que dieron índices muy elevados de contaminación. La situación preocupa también a una amplia región, ya que son varias ciudades que se alimentan de la misma fuente de agua.

El municipio les pidió a los laboratorios que unifiquen metodologías y criterios a la hora de hacer los análisis y que se dejen expresos en las conclusiones los parámetros que seguirán para determinar los resultados de cada muestra, como también el margen de error probable. Esto es porque hay métodos que son más precisos que otros a la hora de determinar la presencia de arsénico en el agua.

El gobierno local estableció que los valores que deben seguirse para evaluar la contaminación son los que establece la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Provincia (ex Dipas), que es de 0,05 miligramos de arsénico por litro como máximo y que rige como valor para toda Córdoba. La Organización Mundial de la Salud recomienda como óptimo que sea menor a 0,01.

Entre todos se acordó además tomar nuevas muestras para someterlas a un riguroso análisis. Las universidades, los laboratorios y la organización ambientalista Eco Sitio harán de veedores para garantizar que se siga el proceso más apropiado.

La proveedora. Mario Valenti, presidente de la Cooperativa 15 de Mayo, concesionaria del servicio de agua en la ciudad, afirmó estar "plenamente seguro" de que esa empresa "está haciendo lo correcto" en cuanto al control de la calidad del agua que distribuye en los domicilios de Villa María.

"Tenemos contratado un laboratorio como establece el contrato de concesión, y cumplimos con el marco regulador y la legislación provincial", argumentó.

Para relativizar los casos de muestras que dieron un alto grado de contaminación con arsénico, Valenti sostuvo que "hay laboratorios privados que están haciendo análisis y no sabemos de dónde sacan el agua". Luego reconoció que el agua que distribuye la cooperativa "tiene arsénico, pero dentro de los valores aceptados por Dipas, que es el órgano rector en la provincia".

Vecinos de dos barrios se reunieron la noche del martes, preocupados por muestras de agua que hicieron analizar y les dieron valores muy altos, y convocaron a otro encuentro para la semana próxima en el centro vecinal de barrio Rivadavia.

Comentá la nota