Investigan el tráfico de divisas de bandas de Argentina, Brasil y Uruguay

Se desplegó un importante operativo en ciudades de Brasil que limitan con suelo argentino y uruguayo y hubo varios detenidos. Hay al menos seis grupos delictivos "multinacionales" que trafican divisas en forma ilegal a través de las fronteras entre los tres países.
Al menos seis grupos delictivos "multinacionales" constituidos por cambistas brasileños, de Argentina y de Uruguay traficaban con divisas en forma ilegal a través de las fronteras entre los tres países. Según la agencia oficial de noticias brasileña, la Policía Federal local investigó durante 6 meses el "modus operandi" de las bandas, lo que le permitió establecer qué canales utilizaban para comerciar dólares por fuera del sistema financiero. Uno de estos viaductos es el Puente de la Integración que une Santo Tomé en Corrientes con Sao Borja del lado brasileño.

El operativo fue lanzado el miércoles por la mañana en otras localidades limítrofes con Argentina. Es el caso de Porto Xavier en Río Grande del Sur que despliega un intenso intercambio comercial con Puerto Javier en Misiones. De un lado y de otro, se embarcan mercaderías y personas que atraviesan el río Uruguay a esa altura para luego seguir por las respectivas rutas nacionales. Los agentes policiales allanaron también locales de otros cambistas en Puerto Mauá, que une mediante un puente a Río Grande del Sur unida con Uruguay. Por todas estas características, la operación fue bautizada "Costera". Involucra a los tres países que, en conjunto, cubren prácticamente todo el litoral atlántico sudamericano. El monto total de las operaciones realizadas por los "cambistas" asciende a 2,5 millones de dólares, pero fuentes policiales estimaron que el valor puede ser superior.

Según la prensa local, fueron desplazados 23 equipos entre policías federales y agentes civiles que detuvieron según las primeras indicaciones a 19 personas, pero sus nombres y nacionalidades no trascendieron. Todas las detenciones fueron realizadas del lado brasileño y el operativo involucró a más de 100 agentes policiales. No se sabe si ese operativo contra el fraude financiero, que demandó medio año de investigación a la PF brasileña a través de escuchas telefónicas y acciones de inteligencia, contó con la colaboración de Argentina y Uruguay. El comisario Mario Luis Oliveira dos Santos, jefe del grupo policial que actuó en uno de los puntos fronterizos con el lado argentino, sostuvo que las bandas actuaban desde hacía mucho tiempo y eran conocidos en las respectivas ciudades, por contar con abultadas carteras de clientes.

"Sabemos que empresas que actuaban en el comercio internacional contrataban operaciones de cambio con estos doleros (como se llama en Brasil a quienes operan ilegalmente con divisas). También tenían como clientes a personas que buscaban operar a través del mercado paralelo, con frecuencia para realizar depósitos o ingresar divisas procedentes de cuentas en el exterior" sostuvo el alto oficial de la Federal. Ese mecanismo está muy extendido tanto en el mercado financiero brasileño como en el argentino. El jefe policial admitió que hay otros pasos previstos para desmontar todo el esquema. Entre ellos, investigar a empresas que estarían comprometidas.

La historia es que los canales de operaciones ilegales de divisas entre los tres países del Mercosur remiten al lavado de dinero y al tráfico de armas. Las regiones que fueron allanadas ayer son las mismas que hace 4 años atrás, en 2005, fueron investigadas por el Congreso brasileño por fuertes sospechas de contrabando de armamento procedente de Argentina y de Uruguay.

Comentá la nota