Investigan si el taxista asesinado fue víctima de un ajuste de cuentas

Es porque se supo que el chofer tendría causas penales por robos, falsificaciones, tenencia de arma de guerra y homicidio. De todos modos, los investigadores no descartan la hipótesis de la discusión de tránsito. Buscan al agresor.
La investigación del taxista baleado ayer en Recoleta podría haber dado un vuelco. Esta mañana, se supo que el chofer José Luis Rodríguez tendría graves antecedentes penales, por lo que a la hipótesis de la discusión de tránsito, los investigadores le sumaron una nueva: que el conductor pudo haber sido víctima de un ajuste de cuentas.

Entre los antecedentes de Rodríguez, a los que tuvo acceso la agencia Télam, figuran causas por robo, tenencia de arma de guerra, falsificaciones y homicidio. Estos delitos habrían sido cometidos hace más de 18 años en Argentina, Uruguay e Italia, aunque en algunas de estas causas el taxista fue desvinculado, sobreseído o absuelto.

Es por eso que, si bien la principal hipótesis del caso sigue siendo que Rodríguez tuvo una discusión de tránsito que derivó en el crimen, ahora los investigadores intentan determinar si, en cambio, el móvil pudo haber sido una venganza.

La información del prontuario del chofer, de 51 años, generó una fuerte polémica en torno a cómo una persona con ese tipo de antecedentes pudo haber obtenido una licencia para conducir un taxi.

Al respecto, el ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, explicó que "las licencias se entregan en la Dirección de la Ciudad" y que para ello el solicitante "no tiene que tener antecedentes penales". Y agregó que están revisando las bases de datos "para ver si la licencia fue entregada por el Gobierno de la Ciudad y si tiene validez".

Mientras tanto, la policía realizaba varios operativos en busca del asesino del taxista. Fuentes del caso citadas por Télam explicaron que el coche del agresor ya fue identificado y agregaron que estaban realizando operativos para tratar de capturar al presunto asesino.

El taxista fue asesinado ayer por la madrugada, en Recoleta. En un principio se informó que el crimen había sido originado a raíz de una discusión de tránsito: el chofer manejaba su taxi (un Fiat Siena) por Paraguay y Agüero y se rozó con un Volkswagen Country marrón. Si bien había sido un incidente menor, el chofer bajó de su auto para pedirle los datos del seguro al otro hombre, quien le disparó cuatro tiros y escapó.

Después de recibir los disparos y, pese a estar mal herido, Rodríguez volvió a subirse a su auto y empezó a perseguir el auto del agresor. Antes, llamó por radio a su empresa y avisó que había sido baleado.

La persecución llegó hasta avenida Corrientes y Callao, donde Rodríguez perdió el control del coche y chocó. El encargado de un edificio salió corriendo para asistirlo, pensando que se había tratado de un simple choque, pero escuchó las últimas palabras del chofer que le contó lo que había sucedido y le aportó datos de su agresor y del auto que manejaba.

Comentá la nota