Investigan supuesto dumping en la importación de multiprocesadoras

La firma rosarina Liliana logró que la Secretaría de Industria empiece a investigar la supuesta competencia desleal que existe en la importación de electrodomésticos brasileños y chinos, que tuvieron un gran crecimiento durante 2008.
La fábrica rosarina de electrodomésticos Liliana logró que la Secretaría de Industria de la Nación abriera una investigación por supuesto dumping en la importación de multiprocesadoras de origen brasileño y chino, algo que –según detalló Oscar Jacobson, uno de los gerentes de la firma– redujo las ventas de los productos de esta empresa en un 30%.

La Secretaría de Industria avaló la solicitud de la empresa Liliana el 12 de enero pasado, por lo que desde esa fecha la importación de estos electrodomésticos ingresarán en lo que se denomina un "canal naranja", que prevé la selección y el análisis de la mercadería que se trae de estos países.

Según detalló Jacobson, en Liliana detectaron que entre 2005 y 2007 se incrementó la importación de multiprocesadoras un 23% de Brasil y un 326% de China. Estos productos, de acuerdo al directivo de la firma, se vendieron en el país entre un 20% y un 42% más baratos que la única marca que los fabrica en el país. Durante 2008, ingresaron a la Argentina más de 200 mil multiprocesadoras.

Jacobson sostuvo que "tras el fuerte impacto de la crisis internacional, China y Brasil salieron al mercado a imponer sus productos a cualquier precio. Lo que pedimos es que el gobierno nacional trate de cuidar la producción local, que es la genera mano de obra".

"En 2008 Liliana iba a realizar una serie de inversiones que se pararon por la baja de las ventas. Teníamos más de 500 empleados y ahora sólo contamos con una plantilla de 300. El impacto del dumping es directo y se sumó a la recesión que empezó a notarse en la segunda mitad del año", consideró Jacobson.

Agustín Rossi, jefe de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados, quien hizo las gestiones ante la Secretaría de Industria junto con representantes de CAME, aseguró que "esta decisión de controlar el dumping va a provocar que esta empresa local genere un mayor nivel de producción y por lo tanto se mantenga o incremente la mano de obra que requiere esta fábrica".

Ahora, la Comisión de Comercio Exterior y la Secretaría de Industria evaluarán la documentación que se reunió sobre este caso de dumping y podrán aplicar un arancel diferencial a las importaciones de estos electrodomésticos, que oscila entre un 20% y un 35%.

Comentá la nota