Investigan supuesto cobro indebido de pensiones en General Güemes

La Justicia investiga a personal del Hospital Joaquín Castellanos, de General Güemes, en una causa que investiga el supuesto cobro indebido de las pensiones de los abuelos que se alojan en esa sección del centro sanitario. La causa Nº 16.420/9 contra Mercedes Cibantos, Imelda Acosta y NN por el delito de "circunvención de incapaces", se radicó en el Juzgado de Instrucción Formal 6ª, a cargo de José María Alvarado Solá, tras la promoción de acción penal elevada por la fiscal Formal Nº 2, María Inés Loyola.
La denuncia tiene su correlato en lo acontecido hace unos meses, cuando el ex gerente del Hospital, Horacio Mdalel, renunció al cargo tras una denuncia que se radicó en su contra por el supuesto pago de guardias de más, causa que también llegó a la Justicia y aún se encuentra sin resolver.

Según lo indicado por Mdalel a Nuevo Diario, entre las enfermeras denunciantes se encuentra Acosta, quien aseguró, fue ayudada por el intendente de General Güemes, Daniel Segura, para dar a conocer la denuncia. Según el galeno, en aquel momento había comenzado a querer investigar el manejo de los montos que cerca de la mitad de los abuelos recibían, dado que gente del geriátrico del Hospital, los habría ido a cobrar en su cuenta.

Contó que hace unas semanas, cuando se reincorporó de su licencia, colegas suyos y enfermeros comentaron del caso de un abuelo de apellido Tarifa Ugarte, a quien le había llegado una notificación de la ANSES, indicando que debía cobrar la pensión no contributiva adeudada, que llegaba a unos $16.000. Indicó que tras la notificación, el abuelo fue trasladado al banco "para efectivizar el cobro e imprima su dígito pulgar derecho (pues no sabe leer ni escribir), que no saben que hacen luego con el dinero, ya que obvian todo tipo de rendiciones sin dar participación o poner en cocimiento de la gerencia del Hospital de las funciones de administradores que se atribuyeron respecto de las pensiones de los ancianos, sin las formalidades de la Ley", dijo en su denuncia.

Sostuvo que según comentarios de otras enfermeras que trabajan en el sector, el abuelo les habría dicho que "pidió a la doctorcita le diera al menos cinco millones de australes...pero ella necesita mas plata que yo".

A la caja fuerte

Al ser consultado por la situación, el actual interventor del Hospital, Carlos Moreno, indicó que lo único que supo fue por la denuncia de Mdalel.

El médico ya solicitó por nota el inicio de un sumario administrativo en contra de las trabajadoras y la separación del cargo de Cibantos y la relocalización de Acosta. Moreno señaló que quien estuvo al tanto del cobro fue Marissa Valdez, una administrativa puesta por el mismo Mdalel para hacerse cargo del tema.

"Yo la puse para que controle, no para que cobre (las pensiones)", dijo Mdalel al ser consultado por su designada. Frente al hecho, por ahora se dispuso que todo dinero que ingrese para los abuelos quedará depositado en la caja fuerte del Hospital.

Comentá la nota