Investigan reiterados avisos de bomba en las escuelas de Balcarce

BALCARCE: En la última semana hubo alrededor de diez llamados telefónicos. La Fiscalía local abrió una causa por "Intimidación pública".
Distintos establecimientos educativos vienen sufriendo trastornos como consecuencia de los llamados anónimos que alertan sobre supuestas bombas y sufren el consecuente desalojo y el aviso a las autoridades policiales para que certifiquen las instalaciones.

En el marco de una reunión en la que participaron representantes de la Unidad Fiscal Descentralizada, la Estación de Policía Comunal, la Jefatura de Inspección Distrital, el Consejo Escolar y los directores de establecimientos educativos, se resolvió que serán intervenidas las líneas telefónicas de cada uno de los colegios en busca de determinar el origen de los llamados que alertan sobre la colocación de artefactos explosivos en los distintos lugares de estudio de la ciudad.

Estuvieron presentes la ayudante fiscal Laura Molina, el comisario inspector Carlos Cernadas, la inspectora Ana María Elizalde, la profesora Teresa Adobbati y los directores de las escuelas damnificadas.

"Queremos terminar con este tema de que haya dos o tres amenazas de bomba por día en los colegios y analizar que si son chicos dejen de hacerlo y si son grandes ver qué están buscando en cada uno de los casos", expresó Molina en conferencia de prensa.

Molina precisó que se inició una causa por "Intimidación Pública", la cual prevé de dos a seis años de prisión. "No es un chiste lo que se está haciendo, no estamos hablando de una gracia", señaló la funcionaria judicial.

Según dio a conocer, por cada amenaza de bomba que se realizó fue necesaria la apertura de un sumario investigativo, mientras que en estos momentos están rastreando teléfonos y en uno de los casos tienen establecido de dónde se llamó. "Existe un compromiso de todos los directores de intervenir las líneas telefónicas de cada uno de los colegios, y si eventualmente se hicieran llamados a directivos de las escuelas a sus teléfonos celulares o lo que fuere, también se van a intervenir", advirtió Molina.

Padres responsables

Las continuas llamadas anónimas alertando a los colegio podría responsabilizar a padres en el caso de que el o los autores fueran menores.

"Podemos estar hablando que esto lo hacen como una broma o para no ir al colegio. Si es eso, hay un compromiso por parte de cada una de las instituciones de realizar jornadas de reflexión, tratar este tema y explicar cuál es el delito que se está configurando y qué responsabilidad les cabe a los padres eventualmente", explicó la representante de la representante de la Justicia.

Luego agregó que si en una investigación establecen que es un menor de edad, el colegio puede iniciarle acciones civiles al padre por "daños y perjuicio".

Molina se mostró molesta porque haya en ocasiones más de una amenaza de bomba por día, siendo a su juicio una moda que se ha adoptado y a la cual, de alguna manera, hay que darle un corte. "Los chicos están perdiendo clases y también existe un movimiento que tiene que hacer la Policía, disponer de patrulleros para cada uno de los lugares donde se da una amenaza de bomba y además tiene que concurrir la gente de Explosivos de Mar del Plata, lo que implica todo un gasto y un movimiento importante", apuntó.

Por su parte, Cernadas comentó que "nos avisará el establecimiento a través del 101 y concurrirá el móvil de la cuadrícula, se pondrá en contacto con los directivos del colegio y rápidamente desalojarán el establecimiento y concurrirán los peritos en Explosivos de Mar del Plata".

Por último, mencionó que "esa será la tarea de la Policía, además obviamente de trabajar en la instrucción del sumario respectivo, recibir las denuncias y colaborar con los organismos del Ministerio de Seguridad en el esclarecimiento del hecho".

Comentá la nota