Investigan a Peluso por su casa en Miami

El polémico jefe de la Lotería bonaerense tiene un departamento en un lujoso condominio de la ciudad de Naples, en la Florida norteamericana, valuado en más de dos millones de dólares. Aparentemente, Luis ‘Chiche’ Peluso habría omitido declararla entre sus bienes. La propiedad figura a nombre de la empresa BEPEL, cuyos principales socios son la hija y la mujer del controvertido funcionario de confianza de Daniel Scioli. Así, se suma una nueva denuncia a las que ya tenía por tener una mesa de dinero clandestina y por llevar a apostadores fuertes a los casinos de Las Vegas.
El interventor de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires, Luis Alberto Peluso, sumó esta semana una nueva denuncia en su contra.

La Justicia investiga un departamento de 300 metros cuadrados ubicado en la ciudad norteamericana de Naples, estado de la Florida, valuado en US$ 2.156.013. Aparentemente, Peluso habría omitido esa propiedad en su última declaración jurada.

La propiedad figura inscripta en los registro de los Estados Unidos a nombre de la empresa BEPEL, cuyos principales socios son su hija Belén Peluso y su mujer Carmen Adelardi. Esa sociedad comercial había sido obviada por el funcionario en su última presentación patrimonial.

El amplio departamento del interventor de Lotería y Casinos es el 1403 y está ubicado sobre la calle 8473 en el condominio de Biltmore Bay Colony en el suroeste del estado de la Florida.

El apartamento posee tres baños, tres habitaciones, cuatro cocheras particulares y un "semipiso exclusivamente destinado a sus invitados".

El complejo Bay Colony, donde figura el apartamento de Peluso, posee una extensión de 3.200 metros cuadrados e incluye restaurante con cocina de autor, piscina climatizada, terraza lateral y servicio de playa incluido. El exclusivo piso tiene vista a las playas del Golfo de México. Y el alquiler de los departamentos ronda los 21.500 dólares.

Según allegados al interventor de Lotería y Casinos, el penthouse habría sido adquirido hace 10 años aproximadamente cuando el funcionario gozaba de la confianza del entonces secretario general de la Presidencia, Alberto Kohan. "Hace años celebraba fiestas sirviendo los más exclusivos vinos Vega Sicilia o Châteu Lafitte", jura uno de los asistentes a esas celebraciones.

Causas. La Unidad Funcional de Instrucción Complejo Nº 8 de La Plata (UFIC) investiga al titular de Lotería y Casinos por presunto enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con la función pública. No es la única causa en contra de Peluso. En Comodoro Py 2002, en el Juzgado de Instrucción Nº 43, a cargo de Eduardo Daffis Niklison, se investiga a Scioli y su interventor por el delito de acción pública.

Se sospecha que el funcionario, a través de su mujer, Adelardi, organiza tours con apostadores millonarios en los casinos Bellagio, Mandalay Bay Resort & Casino, MGM Grand Hotel Casino y The Mirage de Las Vegas.

El actual interventor de Lotería y Casinos es investigado también por tener una mesa de dinero clandestina con funcionarios menemistas y con el represor Miguel Angel Egea. Ambas actividades incompatibles con la función en el Instituto de Lotería, Casinos y Quiniela de la provincia de Buenos Aires.

Por todas estas denuncias, la situación política de Peluso es muy delicada y podría ser removido apenas el gobernador bonaerense Daniel Scioli llegue hoy de Italia. El inteventor de Lotería y Casinos es considerado un hombre de extrema confianza del mandatario provincial, y los cuestionamientos a los que fue sometido últimamente, y el avance de las investigaciones judiciales están teniendo un fuerte impacto político sobre la figura del gobernador.

Abren otra causa

El juzgado 43 de instrucción penal decidió esta semana derivar a la Justicia de La Plata la causa iniciada por Enrique Piragini contra Luis Peluso por su empresa Bepel, radicada en Miami. Quedó a cargo del Juzgado de garantías número 5.

PERFIL reveló el domingo los múltiples vuelos de Peluso a los Estados Unidos. Allí se mencionó que en los últimos cinco años, realizó 20 viajes a Estados Unidos y 35 viajes a Uruguay, dos destinos sensibles para el negocio del juego y de las finanzas.

Estos viajes fueron realizados por aerolíneas comerciales, pero también por vuelos particulares, algunos de ellos en el avión de Royal Class que se le atribuye al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Ese sería el argumento utilizado por los denunciantes para sostener que el interventor de Lotería y Casinos de la provincia Buenos Aires nunca abandonó el patrocinio de jugadores.

Comentá la nota