Investigan negocios de la Presidenta

Investigan negocios de la Presidenta
Un fiscal pidió medidas para determinar si Cristina Kirchner comete un delito al tener una consultora
Cristina Kirchner enfrentará una causa penal por su actividad en la empresa El Chapel S.A., que creó en 2007 junto con su familia para brindar servicios de consultoría financiera y de inversión. La Justicia no sólo cree que podría tratarse de un caso de incompatibilidad, sino también de un delito.

El Chapel tiene tres integrantes: la Presidenta; su marido, Néstor Kirchner, y el hijo de ambos, Máximo, que es el titular. El fiscal federal Federico Delgado realizó un requerimiento de instrucción para que se investigue a los tres y pidió las primeras medidas de prueba. Su presentación fue firmada el 30 de octubre pasado, pero se mantuvo en estricta reserva.

De acuerdo con Delgado, la Presidenta no sólo debe ser investigada por una presunta violación de la ley de ética pública; también, por el posible delito de negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas, que establece una pena de reclusión de uno a seis años y la inhabilitación perpetua para el funcionario que "se interesare en miras de un beneficio propio o de un tercero, en cualquier contrato u operación en que intervenga en razón de su cargo".

El juez de la causa es un subrogante, Marcelo Martínez De Giorgi, que está primero en el concurso del Consejo de la Magistratura para convertirse en titular del tribunal que hoy ocupa en forma interina.

Las medidas que le solicitó el fiscal incluyen la solicitud a la Inspección General de Justicia (IGJ) de copias del legajo societario de la empresa El Chapel, y al Registro Público de Comercio de Río Gallegos "todos los datos del estudio contable de Manzanares y Montaner". Ellos son -advierte el fiscal- quienes se encargarían de los negocios del ex presidente Néstor Kirchner. Sus oficinas están en Alcorta 76, Río Gallegos, domicilio de El Chapel.

El fiscal pidió, además, que se requiriera a la Oficina Anticorrupción (OA), que funciona dentro de la órbita del Poder Ejecutivo, que indicara si posee antecedentes de actividades de El Chapel S.A. y/o sus integrantes y, en caso de que sí, informe sobre la compatibilidad del hecho y la función pública en relación con el matrimonio Kirchner y su hijo Máximo.

La OA ya se pronunció sobre este caso. Fue después de haber analizado el tema diez meses. En agosto pasado, el titular del organismo, Julio Vitobello, resolvió que la Presidenta podía conservar su cargo de directora suplente de la empresa siempre y cuando no lo ejerciera, para evitar que sus intereses privados entraran en conflicto con los que debe defender como mandataria. Sostuvo, además, que el Estado debía "abstenerse de contratar los servicios" de la firma.

Según su escritura de constitución, El Chapel tiene por objeto dedicarse a "la prestación de todo género de servicios de consultoría, estudio, inversión y asesoramiento en las ramas de la economía, finanzas, derecho, ciencias sociales, educación, administración y otras disciplinas a personas físicas o jurídicas del país o del extranjero", pero hasta hoy no se le conocen actividades.

Comentá la nota