Investigan negocios entre Hugo Chávez y la mafia de los remedios

La Justicia contaría con datos que confirmarían lazos entre el caudillo caribeño y el oscuro empresario Néstor Lorenzo, principal acusado en la causa por la comercialización de medicamentos adulterados
El dueño del laboratorio San Javier, Néstor Lorenzo, principal imputado en la causa por la mafia de los medicamentos que investiga el juez Norberto Oyarbide habría desarrollado negocios con el gobierno del caudillo venezolano Hugo Chávez.

El senador provincial bonaerense, Santiago Nardelli, entregó dos archivos al juzgado federal número 12, que serían parte de un disco rígido de una computadora de Lorenzo y que el juzgado estaría analizando, según publica hoy el diario Perfil.

Uno de los documentos contiene una propuesta para construir una planta de biotecnología en Venezuela por 12 millones de dólares. La misma tendría por fin "la producción de proteínas recombinantes para la industria farmaceútica".

El periódico cita a un ex socio de Lorenzo, quien asegura que "las negociaciones eran con el Ministerio de Salud venezolano".

El otro archivo tendría información sobre supuestos giros de fondos a Venezuela a través del Grupo Zoom, representante de Western Union en la tierra de Chávez.

Según el rotativo, el entorno de Lorenzo considera que "vivía vendiendo proyectos majestuosos que nunca concretaba". Habría ofrecido crear una planta de biotecnología al ex gerente general de la Superintendencia de Salud, y también habría negociado con el Ministerio de Salud de Venezuela para equipar y administrar un hospital caraqueño.

El encargado de viajar a Venezuela era Carlos Torres, socio de Lorenzo, y quien se encuentra detenido por la mafia de los medicamentos.

Por otra parte, Perfil cita a allegados de Lorenzo, quienes aseguran que el nexo con Venezuela siempre fue el Ministerio de Planificación de Julio de Vido.

Comentá la nota