Investigan el mayor escándalo de apuestas ilegales en el fútbol europeo

El fraude alcanzaría a unos 200 partidos de la Liga de Campeones, de la Liga Europa, del Sub 21 y de la Primera División de Austria, Bosnia, Hungría, Eslovenia, Croacia y Turquía. Hay 17 detenidos.
Cerca de 200 partidos de nueve países de Europa, entre ellos algunos de la Liga de Campeones, están bajo sospecha de haber sido manipulados, según aseguró hoy la fiscalía de la ciudad alemana de Bochum, que desde hace nueve meses investiga una red de apuestas ilegales.

Hasta ahora hay 17 detenidos y también "más de 200 personas sospechosas", anunciaron los representantes de la Policía y la fiscalía de Bochum, que realizan sus investigaciones con el apoyo de la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA). "Se trata del mayor escándalo hasta ahora en el fútbol", dijo el portavoz del organismo deportivo Peter Limacher. "Estamos muy afectados por la magnitud de las manipulaciones", señaló.

Tres encuentros de la Liga de Campeones y 12 de la Liga Europa están siendo investigados, además de uno de clasificación para el Campeonato de Europa Sub 21. Los partidos afectados no fueron identificados. Según los investigadores, que recibieron la señal de alarma tras escuchar conversaciones telefónicas en noviembre de 2008, otros partidos sospechosos pertenecen a las primeras divisiones de Austria, Bosnia, Hungría, Eslovenia, Croacia y Turquía, así como las segundas categorías de Alemania, Suiza y Bélgica.

Los investigadores, que por "motivos tácticos" omitieron informaciones más detalladas sobre los partidos y sobre los sospechosos, recalcaron que en todos esos casos existe una sospecha concreta o una manipulación demostrada desde al menos principios de 2009. El principal sospechoso es un hombre de 34 años que al parecer, en abril y mayo de la temporada pasada, manipuló dos partidos con ayuda de futbolistas.

Ayer se realizaron varios operativos y se allanaron cerca de 50 inmuebles en Alemania, Austria, Reino Unido y Suiza, se arrestó a 17 personas: 2 en Suiza y 15 en Alemania. Uno de ellos es Ante Sapina, según reveló hoy a la agencia DPA el abogado Stefan Conen. Sapina es uno de los grandes implicados en el escándalo provocado por el ex árbitro Robert Hoyzer, condenado en 2006 a más de dos años de prisión después de manipular el resultado de varios partidos para beneficiar a unos apostadores.

La red internacional de apuestas futbolísticas ilegales ordenó al parecer pagos a jugadores, árbitros y dirigentes de alto rango de ligas europeas para manipular el resultado de los partidos. Después de ello, la banda hizo sus apuestas en casas asiáticas y europeas. Las ganancias obtenidas de esas prácticas ilegales podrían ascender a millones de euros, se informó en Bochum.

Comentá la nota