Investigan a empleada municipal por "datear" tierras fiscales o abandonadas

Una vecina del barrio Playa Serena denunció a una empleada municipal por dar datos sobre la ubicación de terrenos fiscales libres.
Javier Woollands, titular del Banco de Tierras, afirmó que una vecina del barrio Playa Serena denunció a una empleada municipal por dar datos sobre la ubicación de terrenos fiscales libres. El ex titular de la sociedad de fomento "El Martillo" comentó que se está investigando a esa empleada y resaltó que el tema de usurpación de tierra "es un tema que nos preocupa desde que asumimos la gestión, y vemos que se viene reiterando".

Al hablar del modus operandi manifestó que en la mayoría de los casos son "datos que salen del mismo municipio y a veces es muy difícil resolver la situación si los vecinos que conocen algunas cuestiones no nos plantean este tema".

En esta ocasión se dio la posibilidad que una vecina de un barrio de Mar del Plata concurrió al palacio comunal y a través de una nota que elevó a la Secretaría Privada fue derivada al Banco de Tierras, "donde nos planteó que hay empleados municipales que están pasando datos a otras personas para acceder a esos lugares. Tierras, en este caso, que no son fiscales, son tierras que están desde hace mucho en estado de semiabandono y que esta gente conoce la situación, que no vive hoy en la ciudad, o que ha fallecido, con problemas legales".

Al no tener el Banco de Tierras la facultad legal para proceder en esta situación, el caso fue derivado a la Defensoría del Pueblo, donde la vecina hizo la denuncia formalmente. Javier Woollands comentó que "no podría precisar de qué área es la empleada porque falta algunos detalles y otros que no podemos develar". No descartó que haya "otros personajes que estén involucrados, que se está tratando de precisar si es o son, también, empleados municipales".

Recordó que hace un año se había registrado un caso donde se recibió una denuncia concreta en el Banco de Tierras, donde un empleado municipal habría actuado de la misma manera. Woollands dijo que "la derivamos a la Defensoría del Pueblo, después a la Fiscalía y este señor fue aprehendido, y operaba en una forma similar. Era empleado del Envisuryga y fue agarrado in fraganti. Estos señores publicaban en algunas revistas, publicaban abiertamente la venta del terreno, terrenos fiscales, cosa insólita, el terreno fiscal es patrimonio del Estado municipal".

Aunque sostuvo que la usurpación es casi moneda corriente, "no todos los casos son a través de esta manera, con actuación de un empleado municipal".

Comentá la nota