Investigan a Cotreco por retener $1.000 millones de aportes patronales

Investigan a Cotreco por retener $1.000 millones de aportes patronales

La investigación estalló esta semana pero los hechos y reclamos vienen de larga data. Si bien la causa judicial no tiene imputados, comienza a configurarse la hipótesis de una mega apropiación indebida de aportes patronales de los trabajadores de la Compañía de Tratamientos Ecológicos SA (Cotreco). La prestataria de recolección de residuos dejó el servicio en la ciudad de Córdoba a fines del año pasado.

El viernes último, desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), se informó a través de un comunicado que, a raíz de una denuncia del organismo, se realizaron allanamientos en diferentes domicilios de la empresa, incluida su sede en la ciudad de Buenos Aires. “Los delitos que se le adjudican a la empresa son la apropiación indebida de tributos y recursos de la Seguridad Social, entre otros, con el fin de perjudicar las acciones de cobro del fisco, ya que la firma actuaba como agente de retención y no ingresaba los montos retenidos”, precisó Afip.

Detalló, además, que “la maniobra llevada a cabo consistía en la cesión de facturas a fideicomisos creados a tal fin, o en garantía a favor de prestamistas, sacando de esta forma créditos a cobrar de su patrimonio, para finalmente, presentarse en concurso preventivo”.

Modus operandi. En noviembre del año pasado, PERFIL CORDOBA publicó que las últimas medidas de fuerza que realizó el Surrbac antes de la desafectación de Cotreco del servicio de higiene se debieron al reclamo gremial por una deuda de 170 millones de pesos en concepto de aportes y obra social.

Cotreco se desvinculó y apuntó a la Municipalidad. Efectivamente, se abrió una investigación judicial porque incumplió con el pago de los montos que retenían a los trabajadores por aportes patronales.

La cifra, según pudo conocer este medio de fuentes judiciales, es sensiblemente superior. Ascendería a $1.000 millones.Cabe preguntarse, entonces, por qué razón no se ejecutaron esas deudas con anterioridad. Investigadores indicaron que en Afip la boleta de deuda se genera de manera automática, para cualquier empresa que retiene aportes y no los paga.

El caso presenta su complejidad. “Para ejecutar las deudas se embargan bienes o se congelan las cuentas bancarias”, advirtió la fuente consultada. Pero, al ser Cotreco prestataria de un servicio público, si se embargaban los camiones –su principal capital– se afectaba la recolección de los residuos. Por esa razón, Cotreco habría terminado contratando un seguro para contar con una póliza de caución.

Pero, además, la Afip –según la información obtenida– habría autorizado por lo menos 30 planes de pago, un número inusual de refinanciaciones.

Hay otra sospecha que se intenta desentrañar. En los sucesivos acuerdos para pagar la deuda ¿participó la Municipalidad de Córdoba, a través del Ente de Obras y Servicios Públicos (Esop) abonando algún concepto? Lo cierto es que la cadena de planes generaron una bola de nieve “que terminó chocando la empresa”, según ilustró el investigador.

Quienes están analizando los documentos recuerdan a la antecesora de Cotreco, la empresa Guba: ambas fueron propiedad de Horacio Busso. En los dos casos, el final fue idéntico. Luego de desmanejos financieros, trasladaron las sedes a la ciudad de Buenos Aires y en aquella jurisdicción presentaron concursos preventivos

Coment� la nota