Investigan por corrupción a juecista de Río III

La Justicia investiga si Javier Mignani cometió un ilícito al ordenar el remate de un lote y comprarlo. Fue cuando estaba a cargo de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad riotercerense.
RIO TERCERO - La Justicia Provincial de Río Tercero investiga si el ex secretario de Gobierno del municipio local Javier Mignani y actual dirigente del Frente Cívico, cometió algún ilícito al ordenar el remate de un lote que acumulaba una vieja deuda impositiva, para luego presentarse como único oferente de la mencionada subasta, que obviamente ganó a muy bajo precio.

La intervención de los Tribunales locales se produjo a partir de una acción iniciada por la familia Vidal, poseedora hasta principios de 2007 de un lote baldío en un barrio de Río Tercero. El abogado solicitó a la Justicia que sea declarada nula la subasta de ese terreno ordenada en su momento por el mencionado Javier Mignani, en representación del Estado local. Como aún el terreno en cuestión no fue escriturado a nombre del ex funcionario, sigue perteneciendo a los Vidal, quienes pretenden retenerlo con diferentes argumentos.

A partir de esa acción, la Justicia solicitó explicaciones al municipio sobre el proceso judicial que promovió en su momento Javier Mignani, para cobrar supuestamente por vía de la subasta, la deuda impositiva que tenía dicha familia con el Estado municipal.

La sospecha de los Vidal parte del hecho de que el lote en cuestión se encuentra ubicado al lado mismo de una propiedad del ex secretario de Gobierno, que tras distanciarse del intendente Luis Brouwer de Koning abandonó las filas del radicalismo para sumarse a la fuerza juecista.

En su presentación, el letrado patrocinante de los Vidal, Fernando Sapia, recordó que este remate fue el único que concretó el municipio de Río Tercero en la última década, con el fin de cobrar una deuda impositiva. Para el abogado, ese dato resulta más que relevante y se potencia por la circunstancia de que el ex funcionario en gestión se presentó como oferente, logrando ganar la subasta a un precio muy bajo.

El abogado asegura además que sus representados nunca recibieron notificación alguna sobre la subasta y que en consecuencia no pudieron evitar la misma y retener la propiedad en cuestión.

Tanto el intendente Luis Brouwer de Koning como el presidente del Concejo Deliberante, Alberto Martino, responsabilizaron de todo el proceso a Mignani, quien desde el mismo momento de su asunción como secretario de Gobierno manifestó en varias oportunidades su interés en quedarse con ese lote que acumulaba una voluminosa deuda impositiva.

En relación al tema, Luis Juez hizo declaraciones en distintos medios de Río Tercero y aseguró que el proceso fue limpio y que Mignani no cometió ningún ilícito, ya que ordenó el remate de una propiedad que tenía una deuda impositiva de antigua data con el municipio.

Sin embargo, el ex intendente de Córdoba no opinó nada sobre la total falta de ética que representa el hecho de que el ex secretario de Gobierno haya impulsado el remate del lote para presentarse luego como único oferente.

Aunque para los funcionarios consultados, Mignani no cometió ningún delito con su accionar, como mínimo no respetó los códigos de etica que el juecismo pregona diariamente como elemento clave que caracteriza a todos sus dirigentes.

Escrache público

En el marco de esta polémica, ayer la familia afectada por el proceso, escrachó con un colectivo y varios carteles la figura de Mignani, instalando el vehículo frente a la misma sede del Palacio Judicial.

Los Vidal reclamaron la anulación de la subasta, la recuperación plena del lote en cuestión y un pedido de disculpas de Mignani, quien supuestamente promovió en forma secreta el remate judicial del terreno, para luego apropiarse del mismo con una oferta muy inferior al valor del mercado local.

Comentá la nota