Investigan caso fatal sospechoso de fiebre amarilla en mujer posadeña

Tenía 36 años y había sido internada el lunes en el Hospital Madariaga
Posadas. Una mujer de 36 años falleció el lunes en el Hospital Madariaga de Posadas y Salud Pública investiga si se trata de una nueva víctima de la fiebre amarilla.

Zulma vivía en inmediaciones de la intersección de las avenidas Zapiola y Tambor de Tacuarí. El lunes se internó con un cuadro febril inespecífico y falleció a las pocas horas, por lo cual se le tomaron muestras de laboratorio para investigar si la causa del repentino fallecimiento fue la fiebre amarilla, según informaron desde la Dirección de Epidemiología de Misiones.

Según el reporte epidemiológico, en un primer momento no se había podido establecer si la paciente se había vacunado contra la enfermedad. En cambio, se determinó que la mujer no había realizado viajes en los últimos días ni había estado en zonas selváticas de riesgo donde se hallaron monos muertos por fiebre amarilla.

De todas formas, la muerte repentina tras un cuadro de fiebre alta, dolor de cabeza y en la región abdominal, náuseas, vómitos y las señales de ictericia (característico color amarillo en la piel) alertaron a Salud Pública sobre la posibilidad de que se trate de un caso de fiebre amarilla.

Ahora resta esperar el resultado de los estudios de las muestras que se tomaron. De todas formas, la profundización de la información epidemiológica y la historia clínica de la mujer aportaría más elementos para evaluar el riesgo de transmisión.

En el barrio

El caso fatal sospechoso fue denunciado ayer por la mañana ante las autoridades de Epidemiología y por la tarde personal de Salud Pública entrevistaba a los vecinos de la fallecida.

La familia de la víctima se había traslado ayer al interior de la provincia, de donde era procedente la fallecida.

La rápida muerte de la mujer trajo preocupación a los vecinos más cercanos, por tratarse de una persona joven y por lo repentino del desenlace. De todas formas, la paciente habría sufrido problemas de salud en los últimos meses que le habría hecho perder peso y también padecía una enfermedad crónica, según mencionaron allegados.

Ayer, en el barrio no se habían iniciado todavía acciones de bloqueo epidemiológico, como fumigación, descacharrizado y vacunación casa por casa.

Más casos sospechosos

Más allá del caso fatal que se investiga, los cuadros febriles sospechosos se incrementaron notablemente en los últimos días. “Todo cuadro febril inespecífico que se presenta es evaluado como posible de fiebre amarilla”, explicó el director de Epidemiología, Julio Estévez. De modo que, ante el alerta, se disparó la cantidad de casos sospechosos detectados, si bien por el momento no hay nuevas confirmaciones.

Los cuadros en estudio provienen tanto de Posadas como del interior de la provincia. Hay cuatro casos sospechosos en los que se solicitó la toma de segunda muestra para definir si se trata de fiebre amarilla.

Estévez precisó que hasta el momento no se recibieron los resultados que confirmen mediante estudios de laboratorio si fue el virus de la fiebre amarilla lo que mató a un joven y un hombre que vivían en el barrio Alta Gracia de Posadas pero se dedicaban a la extracción de leña en Fachinal.

Sin embargo, el diagnóstico de hepatitis aguda como causa de muerte, así como la clínica del paciente y la evolución, dan indicios de que ambos fallecieron por la mortal enfermedad.

Comentá la nota