Investigan si la banda que secuestró a Bergara participó en otros casos.

Investigan si la banda que secuestró a Bergara participó en otros casos.
Una investigación paralela apunta a veteranos delincuentes junto a oficiales de la DDI de Quilmes como jefes de la organización. Los nexos con el narcotráfico y la conexión con el triple crimen de la efedrina.
La banda mixta que mantuvo cautivo durante 33 días a Leonardo Bergara pudo haber participado en otros dos secuestros: uno reciente, en el que la víctima fue el hijo de un empresario pampeano, y otro de hace casi un año, que cobró resonancia cuando el gobernador Daniel Scioli fue personalmente a saludar Ariel Perretta, después de haber sido rescatado por la policía en el barrio Las Tunas, de General Pacheco. No hubo fotos el sábado 24, cuando Bergara apareció en la casita a medio hacer del policía Jorge López, en la localidad de El Pato, después de que su hermano Gustavo pagó un rescate de 230 mil dólares. Nada es tan claro como aquella vez. Fuentes policiales dijeron que los líderes de la organización son integrantes de una familia de delincuentes muy conocida en Quilmes, supuestamente vinculada con oficiales de la DDI de la misma zona, socios en sus negocios. También hablan del liderazgo de otro personaje que fue mencionado en la causa del triple crimen por la ruta de la efedrina. Y aseguran que había una investigación policial paralela que apuntaba hacia esa dirección. La familia de Christian Schaerer, secuestrado en septiembre de 2003 y que nunca apareció, también cree que podría haber alguna relación con este caso.

Ariel Zille, de 31 años, fue liberado por sus captores en la ciudad neuquina de Plottier el 13 de diciembre último, luego de que su padre, Sergio Zille, un poderoso empresario radicado en la ciudad de 25 de Mayo, pagara un rescate de 800.000 pesos. Por el caso todavía no hay detenidos, pero fuentes policiales confirmaron la sospecha de que los secuestradores podrían ser del sur del Gran Buenos Aires. Los jefes de la banda sospechados en el caso Bergara realizaron varios viajes a La Pampa durante los últimos meses, dijo una de las fuentes. No se sabe que tengan campos en la zona. Salvo que fueran a cazar chanchos salvajes.

Comentá la nota