Investigan si Aznar pagó para recibir una medalla en EE.UU.

Por US$ 2 millones habría contratado a una consultora para que haga lobby.
El Tribunal de Cuentas español investigará los 2 millones de dólares que el gobierno presidido por José María Aznar destinó para contratar a una consultora estadounidense para presionar al Congreso de Estados Unidos para que le concedieran una medalla de oro en 2004.

El gobierno de Aznar (Partido Popular) contrató en diciembre de 2003, tres meses antes de las elecciones generales de marzo de 2004, los servicios del despacho de abogados Piper Rudnick, que trabaja como lobbistas en Washington, para difundir la imagen del presidente español en EE.UU. y lograr las firmas necesarias de los parlamentarios de ese país para la concesión de la medalla de oro del Congreso de EE.UU. Según la denuncia de a Asociación "Preeminencia del Derecho", el Consejo de Ministros omitió el trámite obligatorio de buscar otras ofertas ya que se aprobó con caracter de urgencia.

El Tribunal de Cuentas, en la resolución por la que admite investigar la denuncia, trasladará la documentación a la Fiscalía General del Estado y a la Abogacía del Estado para que, en el plazo de cinco días, aleguen "lo que a su derecho convenga".

Además, pide a los denunciantes que concreten contra quién dirigen la acción así como los perjuicios sufridos, a su entender, "en los Fondos del Estado".

La información del contrato de Aznar a los lobbistas para obtener la medalla fue difundida el 22 de julio de 2004 por la Cadena SER. En la investigación periodística se aseguraba que el contrato, firmado en secreto, se financió con fondos del Ministerio de Asuntos Exteriores a través de un cauce extraordinario que garantizaba la confidencialidad y los fondos se desviaron a través de la Secretaría de Estado para Asuntos Exteriores e Iberoamérica.

Javier Rupérez, el entonces embajador de España en Washington, intervino como representante del gobierno español, y en el contrato firmado con el despacho de abogados estadounidense se convino un pago inicial de 700.000 dólares y pagos mensuales de 100.000 dólares, hasta completar la cantidad total de dos millones de dólares.

La Cadena SER mostró la documentación que acreditaba el contenido de la información y la colgó en su página de Internet. Ahí se podía consultar el comprobante del pago de los 700.000 dólares iniciales hecho por la Embajada de España en Washington.

Aunque en el contrato inicial se establece que el objetivo era asistir al gobierno de España en cuestiones de diplomacia pública y comunicación estratégica, las facturas giradas por el estudio de abogados daban cuenta de las gestiones específicas de los abogados del bufete para gestionar la concesión de la medalla de oro del Congreso a Aznar.

El político conservador, y en ese momento presidente del gobierno español fue recibido en el Congreso de EE.UU. el 4 de febrero de 2004. Durante las semanas anteriores, la firma de abogados redactó una carta, en nombre del embajador Rupérez, "para describir los logros del presidente Aznar durante sus ocho años de presidencia", y contactó con despachos de parlamentarios para "rogar la asistencia" al discurso que pronunció Aznar. Algo que según la asistencia no lograron.

El detalle de las facturas publicadas por la Cadena SER, con el detalle de los servicios prestados por la firma estadounidense en enero de 2004, especifica las gestiones en los despachos de los congresistas y senadores para pedirles la firma de apoyo a la concesión de la medalla de oro del Congreso para Aznar. Por una ronda de llamados, cobraron más de 3.000 doláres.

Comentá la nota