Investigan el alquiler de aviones durante la gestión de Julio Cobos

La Fuerza Aérea se presentó ante el gobierno de Jaque con facturas por casi $300.000. Cazabán dice que no existe documentación que lo pruebe y el caso pasó a manos de la Fiscalía de Estado.
La Fiscalía de Estado de Mendoza investiga la contratación de aviones de la Fuerza Aérea en el gobierno de Julio Cobos, después de que representantes de esa arma se presentarán ante el actual secretario general de la Gobernación queriendo cobrar facturas que suman casi $300.000 sin que exista la documentación que respalde esa operación.

Si bien esto sucedió en marzo recién ahora traspasó los herméticos despachos de Alejandro Cazabán y el fiscal de Estado, Pedro Sin.

“Es cierto que durante nuestra gestión apareció la Fuerza Aérea Delegación Mendoza con facturas que suman entre 250.000 y 300.000 pesos, no recuerdo bien”, comenzó admitiendo el funcionario a este diario.

Luego confirmó que las facturas son de agosto del año pasado, cuando Cobos, por entonces candidato a vicepresidente de la fórmula kirchnerista, desplegó personalmente una campaña de recolección de materiales, medicamentos y alimentos para los damnificados por el terremoto de Perú.

“Ya tengo listas 65 toneladas de mercadería para llenar cinco o seis aviones Hércules”, dijo el radical K a la prensa después de haber llamado a colaborar a las principales empresas que operan en la provincia.

Cazabán asegura que “cuando comenzamos a buscar los antecedentes para ver si correspondía o no efectuar el pago de esas facturas, incluso solicitamos por escrito un informe a la Fuerza Aérea para obtener más detalles, buscamos la existencia de algún expediente administrativo y solamente encontramos uno, que no tiene que ver con los aviones”.

“Lo que hallamos –especificó– fue un expediente sobre un llamado a licitación para el alquiler de camiones con el propósito de trasladar mercadería a Perú. Esa licitación se declaró desierta y no existe ningún otro antecedente”.

Si bien el Estado provincial puede contratar directamente con el Estado nacional, administrativamente eso debe constar en alguna documentación que justifique la operación, la necesidad y urgencia. Esa que la gestión de Celso Jaque, enfrentada a Cobos y su línea política, asegura no encontrar.

Mientras tanto, según Cazabán, continúa el reclamo por parte de la Fuerza Aérea, que está en la órbita del Gobierno nacional, al cual aún pertenece Cobos por más que esté cada vez más alejado políticamente de los Kirchner.

Cazabán dice que “frente a esta situación la Secretaría General hizo un informe importante donde figura el relato de los hechos y hace un par de meses fue remitido a la Fiscalía de Estado para que iniciara una investigación, a los efectos de determinar las responsabilidades administrativas y eventualmente penales que puedan existir ante la irregularidad manifiesta que significa la inexistencia de alguna pieza administrativa, resolución o decreto que avale esa contratación”.

Paralelamente la principal espada del gobernador Celso Jaque intenta que el tema no se tiña de interna política. “Hemos sido prudentes y trabajado en silencio, como en otras ocasiones que hemos detectado irregularidades que no provenían de nuestra gestión”, reafirma Cazabán.

Comentá la nota