La investigadora, investigada: sospechan sobre el patrimonio de Graciela Ocaña

La investigadora, investigada: sospechan sobre el patrimonio de Graciela Ocaña

El titular de la Fundación La Alameda, Gustavo Vera, fue entrevistado por Cadena Río y aseveró que la declaración jurada de la líder de Confianza Pública "está flojísima de papeles".

El periodista Walter Casamayou charló con el exdiputado porteño, cercano al Papa Francisco, quien relató que “a nosotros nos llamaba la atención, hace años, el rol de Ocaña, que habitualmente sus denuncias coinciden con las operaciones que hacen los servicios de inteligencia y las fastuosidades de algunas campañas, por ejemplo la del 2013, llena de gigantografías, imposibles de pagar para cualquier partido tan pequeño como era Confianza Pública en aquel momento”.

Vera agregó que “nos llamó la atención sobre el tema patrimonial. Siempre lo tuvimos en la agenda. Y ahora que esta señora sale a atacar al modelo sindical y sale a desparramar calumnias contra los dirigentes de Camioneros, no hicimos más que ver su declaración jurada que presentó ante la oficina Anticorrupción. Y ahí nos dimos cuenta que lo que formalmente está al acceso de todo el público está flojísimo de papeles. Y vimos que presenta un supuesto terreno baldío que en realidad es una casa bastante lujosa en el country Terravista, que pretende justificar que con la venta de un lote en Haedo, no solamente se construyó la casa en el country sino que además incrementó su patrimonio más de 3 millones de pesos”.

El referente de la ONG La Alameda continuó aportando datos sobre la denuncia que realizó en la Justicia Federal: “En los domicilios de Confianza Pública funcionan, por lo menos, una docena de sociedades asociadas a personas de su confianza directa y que no se entiende claramente la función económica de estas sociedades y porqué comparten domicilio con las sedes de Confianza Pública. Uno de los domicilios está en el celebre edificio de Madero Center, más conocido como la Rosadita, solamente que en un piso diferente”.

Gustavo Vera agregó que “yo fui legislador al igual que ella, compartimos dos años el mismo palacio legislativo. Yo devolvía, ustedes recordarán, el 60% de mi salario pero aún no lo hubiese devuelto no alcanzaría para comprar ni la cuarta parte de las propiedades, vehículos y el patrimonio que señala la diputada Ocaña. Por lo tanto me parece que tiene que dar una explicación a la Justicia. Y bueno, lo que tanto le gusta a ella, que es básicamente que cada uno explique de dónde sacó su patrimonio es lo que nosotros le estamos pidiendo que haga ella también dado que no condice con el nivel de salario que tiene hasta el momento”, sostuvo el referente laudatista.

Además Vera agregó que Graciela Ocaña “vive del Estado desde el año ´97 casi ininterrumpidamente. Y la verdad que con ese sueldo no da para tantas propiedades, vehículos, incremento en efectivo, por eso hay que investigar estas propiedades. Vera pidió además que se investigue al marido de Ocaña “que también ha incrementado significativamente su patrimonio”.

El exlegislador de Bien Común adelantó que el jueves próximo ratificarán la denuncia en los Tribunales Federales de Comodoro Py y dijo que “en su debido momento haremos más ampliaciones sobre el tema”.

La causa está a cargo del juez Julián Ercolini y el fiscal a cargo es Jorge Di Lello.

Vera agregó que “lo significativo es que siendo (Ocaña) la diputada que más votos sacó en las últimas elecciones, que fue la cabeza visible de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, no vi a un solo funcionario que saliera en defensa. No me llamó la atención porque hasta porque a (Gustavo) Arribas, que tiene orden de captura de Interpol, lo salió a defender Marcos Peña”. Y agregó Vera: “Eso demuestra la contundencia de los datos que expusimos ante la Justicia. Claramente no tienen por donde justificar lo injustificable”.

Vera sostuvo que algunos personajes de la política “al amparo del poder creen que nadie los va a investigar”, haciendo alusión a la líder de Confianza Pública. El referente de La Alameda contó una anécdota de cómo comenzó a sospechar de Graciela Ocaña. Relató que en una ocasión en que visitó el despacho de la exlegisladora porteña notó que “no había cráneos que estuvieran investigando nada. Por lo tanto, era de suponer que esta señora se retroalimenta de ‘carpetas’ que le mandan los ‘servicios’. Algunas falsas, otras pueden tener algún grado de verosimilitud pero básicamente no es un trabajo propio. Es un producto del marketing eso de que es la gran investigadora. No investiga nada”.

Coment� la nota