Investigado, el director de la lotería provincial se apresta a renunciar

Investigado, el director de la lotería provincial se apresta a renunciar
Lo acusan de evasión y enriquecimiento ilícito; Scioli haría más cambios en el Gabinete
LA PLATA.- La salida del interventor del Instituto Provincial de Lotería y Casinos bonaerense, Luis Alberto Peluso, sería la segunda serie de cambios que el gobernador bonaerense Daniel Scioli tiene previsto anunciar oficialmente en las próximas horas, cuando regrese mañana de su viaje a Italia.

Si bien en la gobernación se insistió anoche en que el reemplazo de Peluso sólo es una medida que aún está en estudio, al menos tres fuentes de la administración provincial ratificaron extraoficialmente su alejamiento, por considerar que "su ciclo está cumplido".

En un contexto de cambios dentro del gobierno provincial, la evaluación sobre la continuidad del responsable de Lotería se habría impuesto, según señalaron los informantes, a partir de que en las últimas semanas se conocieron denuncias judiciales y periodísticas en las que se lo vincula con una organización dedicada a prestar dinero a ludópatas y organizar viajes de apostadores a Las Vegas, además de su presunta intervención en una mesa de dinero clandestina que funcionaba en un casino flotante y la omisión de declarar una suntuosa propiedad familiar en Miami.

Lo que sí confirmaron los voceros del gobernador es que, además de la salida de Daniel Arroyo del Ministerio de Desarrollo Social -cargo que será ocupado por el intendente de Avellaneda, Baldomero Alvarez de Olivera-, habrá más modificaciones en otras áreas del gobierno provincial, como adelantó ayer LA NACION.

Una de esas áreas es el Ministerio de Producción, hoy a cargo de Martín Ferré, en el que Scioli buscaría dar un fuerte mensaje incorporando un representante del sector empresarial.

También está en análisis la situación de las secretarías de Deportes, a cargo de Marcelo Garrafo, y de Turismo, conducida por Germán Pérez, que podrían terminar fusionadas. No se descartan, asimismo, cambios en el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), que dirige Nicolás Scioli, hermano menor del gobernador.

Aunque no hubo precisiones desde fuentes oficiales y él lo niega públicamente, se supo que el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño, mantuvo reuniones con jefes policiales, que apuntarían a generar cambios en el área de Seguridad, sin que esto ponga en cuestionamiento la continuidad de Carlos Stornelli.

"El nuevo esquema responde al escenario político poselectoral que es lo que nos lleva a sumar a los intendentes", explicó a LA NACION un alto funcionario provincial. Y destacó que "esto no es contra Kirchner, pero sí sin Kirchner".

Lo cierto es que durante la primera semana después de las elecciones del 28 de junio, la mayoría de los funcionarios de la gobernación, incluido Scioli, había negado la posibilidad de que hubiera cambios en el gabinete. "Las urnas se expidieron contra Kirchner, no contra nuestra gestión", se argumentaba en los despachos de La Plata. Sólo en la segunda semana, Scioli empezó a decir: "Corregiremos las cosas que haya que corregir". Y, tras reunirse con intendentes y opositores, comenzó a pergeñar los cambios que ya empezaron a conocerse.

Comentá la nota