Investiga si la fábrica Arisco está contaminando el ambiente

Es debido a las denuncias recibidas por parte de vecinos de los barrios lindantes a la empresa procesadora de alimentos, ubicada en la zona del parque industrial.
El titular de la cartera de Ambiente, Nito Brizuela, recorrió las instalaciones y sostuvo que las emanaciones son producto del procesamiento y la industrialización de ajo. Entre otros puntos, indicó que los olores mermarán los días siguientes, ya que se solicitó celeridad en el procesamiento de esta hortaliza.

El secretario de Ambiente, Nito Brizuela, dijo que habiendo tomado conocimiento a mitad de semana de la situación que se estaba viviendo en la zona Norte de la ciudad con respecto a los fuertes olores detectados en los alrededores de la planta procesadora de alimentos Arisco, se decidió conocer a ciencia cierta cuál era la razón de esa situación.

En primer lugar, Brizuela explicó que "se trata del proceso de tratamiento industrial del ajo, que por lo tanto esto genera un olor desagradable y más fuerte que otras veces. Es un proceso que tiene una corta duración y que desde el punto de vista ambiental hay que asegurar que no hay contaminación de aire, ni de efluentes, ni de suelo, como en algún momento se pudo especular".

"Es simplemente un olor fuerte y desagradable, que supera la barrera de perfume de la planta de tratamiento", expresó el secretario y agregó que "esto no implica ningún daño para la salud de los trabajadores y de los habitantes de los barrios aledaños", sostuvo.

El secretario manifestó que "esta es una planta modelo en lo que hace al tratamiento y este tipo de industrialización. Según los datos que tenemos de efluentes está dentro de los márgenes permitidos".

Agregó que "de toda formas visitamos la planta con el objetivo de cerciorarnos de los trabajos que llevan adelante y les solicitamos que aceleren el proceso, para que dure menos tiempo y traiga menos consecuencias no deseadas a la población de ese sector de la ciudad".

Entre otros datos, Brizuela estimó que además "la producción de ajo no fue mucha por lo que su tratamiento duraría unos días más y terminaría".

"Lo que nosotros queremos es evitar algún tipo de efecto social y que esto genere alguna situación conflictiva. La Secretaría seguirá de cerca este fin de semana y el lunes vamos a informar a la prensa con la mayor cantidad de datos técnicos asegurando que no hay ningún tipo de contaminación", concluyó el secretario.

Comentá la nota