Los inversores inmobiliarios prefieren Uruguay y Brasil antes que la Argentina

Una encuesta que circula entre los propios desarrolladores muestra que el país ya no figura entre las opciones centrales. Dicen que los precios no resultan tentadores
La frase que afirma que "todo tiempo pasado fue mejor" le cabe a la perfección al mercado inmobiliario argentino. Pasó de ser uno de los destinos más requeridos por inversores de todas partes del mundo durante los últimos tres años, a ni siquiera figurar como primera opción entre quienes analizan el destino de sus fondos.

Ahora, dentro de América latina las preferencias apuntan en primer lugar a Uruguay, seguido muy de cerca por Brasil, aunque en el mapa de los destinos elegidos también aparecen Chile y México.

Así se desprende de un trabajo que circula por la Cámara de Empresarios de Desarrolladores Urbanos (CEDU), y que fue realizado por la consultora Analía Álvarez durante la ultima edición del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), en julio pasado, y donde se entrevistó a potenciales inversores de España, Estados Unidos, Brasil y hasta la Argentina.

Ante la pregunta "¿En qué país invertiría en los próximos 12 meses?", un 27,5% de los consultados postuló a Uruguay en primer lugar, aunque Punta del Este se llevó nada menos que el 15% de ese total. Algo más atrás quedó Brasil, con un 22,5%. Chile, en tanto –hasta hace algunos meses un país que no despertaba mayor interés entre los inversores del mercado inmobiliario– se anotó con un 2,5% de las preferencias, al igual que México. El mayor porcentaje fue para España, con el 82,5% de la torta. Los ladrillos locales no figuran entre los elegidos.

"La Argentina aparece como variante para los inversores sólo una vez que se les consulta en forma específica si desembolsarían dinero aquí. Esto marca que ya no es una primera opción", precisó Analía Álvarez. Así y todo, un 42,5% de los consultados respondió en forma negativa a la pregunta "¿Invertiría en la Argentina?".

Para los desarrolladores esta situación no pasa inadvertida, a tal punto que reconocen que el mercado ya no aparece entre los predilectos de los inversores.

"Nosotros vemos la realidad y somos concientes de que hoy no hay empresarios que se tiren a hacer grandes nuevos emprendimientos. Sí quieren mantener lo que está, pero no van mucho más allá de eso. La causa central de esto es la incertidumbre que hay en varios frentes", reconoció ante El Cronista Dante Galeazzi, presidente de la CEDU.

La encuesta muestra coincidencias con las palabras de Galeazzi.

Del total que le diría "no" al mercado local, un 58,8% entiende que el país "no tiene seguridad jurídica", argumento que le saca varios cuerpos a uno muy relevante en la actualidad, como "el impacto de la crisis mundial".

Cuestión de precios

Una de los puntos que tal vez más sorprenda de la encuesta es el referido a los precios. Desde siempre, lo bajos que se mostraban en relación a las principales capitales del mundo fue uno de los grandes argumentos que utilizaron los desarrolladores inmobiliarios que operan en el país –tanto argentinos como extranjeros– para explicar el aluvión de inversores que llegaban a la Argentina.

Sin embargo, hoy no parece ser un anzuelo tan interesante. Sólo el 50% de los encuestados dijo conocer el nivel de precios del mercado inmobiliario argentino.

Y de ese total, apenas un 5% caratuló como "bajos" a los valores que se manejan en el país, mientras que un 80% los consideró "adecuados" –es decir que no muestran mayor atractivo–, contra un 15% que cree que son "altos".

La encuesta muestra, por otra parte, que la Ciudad de Buenos Aires se mantiene al tope de las preferencias de los inversores en lo que a ubicación geográfica se refiere dentro del país.

El 92,5% de los encuestados dijo que elegiría la Capital Federal como destino de sus inversiones. En el segundo lugar se ubicaron las "zonas de playa", con un 32,5%.

Comentá la nota