Inversores apuestan a que la Argentina crecerá más de 3% el año próximo

La idea de que Boudou arreglará con los holdouts y el Club de París, sumado a la recuperación global, hizo que las perspectivas del mercado con respecto al país mejoraran para el 2010. Esto gatillaría el pago del cupón en 2011. En diciembre, el Gobierno tiene que abonar unos u$s 1.400 millones
A la par de la recuperación global y la batería de rumores acerca de la normalización de la deuda (con los holdouts y el Club de París), crecen las apuestas sobre un repunte de la economía argentina el año próximo. Si bien el ministro de Economía, Amado Boudou, presentó hace dos semanas el Presupuesto 2010 con una expansión del 2,5% del Producto Bruto Interno (PBI), un porcentaje considerado "moderado", en el mercado financiero creen que la economía puede subir un poco más. ¿Cuánto? La apuesta es que supere levemente el 3%. Si así fuera, los cupones atados al PBI (un instrumento ideado por Roberto Lavagna y Guillermo Nielsen para tentar a los inversores en el canje de 2005) volverían a pagar por el "excedente" de crecimiento. Es por esto que en las últimas semanas estuvieron experimentando una suba explosiva en torno al 20% tan sólo en lo que va de septiembre y se convirtieron en la vedette del circuito bursátil.

"Los están pagando por la fuerte expectativa de que el año próximo la economía crezca bien. Se hacen cálculos estimativos sobre el crecimiento del PBI y para algunos analistas podría subir 3,5% o 4%. Quienes se posicionan en los cupones lo hacen teniendo en cuenta estas estimaciones, porque sino carecería de tanta justificación la suba que vimos en el corto plazo", consideró Julio Bruni, director de Arpenta Sociedad de Bolsa. "Hay especulaciones acerca de que el escenario local se va a tranquilizar y eso genera más optimismo con la Argentina. Se puede pensar en un mejor clima que contribuya a que el crecimiento sea un poco más elevado", coincidió Alejandro Vinitzky, analista de Maxinver Consultores.

Lo concreto es que este 15 de diciembre el Gobierno tiene que pagar u$s 1.400 millones por el crecimiento del 2008 (el instrumento abona un año después por la expansión de cierto período), posiblemente con los dólares que envió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en concepto de los Derechos Especiales de Giro (DEG).

La cuenta que realizan en la city porteña es que si el ahorrista compra hoy el cupón PBI, con lo que le paguen en diciembre, recibirá entre el 50% y el 60% de esa inversión inicial tan solo por ese concepto. Si de acá a fin de año, como se estima, hay una apreciación de capital (sube el precio del cupón en el mercado), podría obtener interesantes ganancias.

Bancos internacionales como Barclays Capital o Royal Bank of Scotland creen que el PBI de la Argentina en 2010 será mayor al que pronosticó Boudou en el Congreso. Siobhan Morden, de RBS, cree que "la perspectiva de pago del cupón en el corto plazo es ahora más realista bajo el contexto de una recuperación global de la economía y una política de retornar voluntariamente a los mercados".

Optimistas

Tanto Barclays como RBS calculan un 3% de expansión el año próximo, algo que no gatillaría el pago del cupón (tiene que ser de 3,26% como mínimo). Pero más allá de esto, alcanzar ese umbral no parece –según especulan en el mercado– algo imposible. "Es muy probable que en 2010 el oficialismo se juegue a todo o nada para las elecciones del 2011, con lo cual tratarán de mostrar un crecimiento vigoroso. Aumentarán el gasto público para que suba la tasa de actividad y así mostrar números más sustentables de cara a la campaña. No será del 5% pero esperamos que ‘oficialmente’ el PBI crezca más de 3,5%", señaló el ejecutivo de un importante broker internacional que opera también en la Argentina.

Para Vinitzky, los cupones pueden seguir subiendo pero como se "dispararon" en las última ruedas, puede haber corrección de corto plazo. "Saber cuánto más pueden subir está vinculado con la confirmación (o no) de los hechos que están descontando los bonos", agrega. Léase, llegar a un entendimiento con el FMI y arreglar el default con los bonistas que no ingresaron al canje de 2005 y el Club de París.

Juan Pablo Vera, de Tavelli & Cía., calcula que el valor "teórico" es de $ 8,07 para los cupones en pesos y de u$s 6,86 para el instrumento en dólares, representando un upside potencial de 37% y 5,5%, respectivamente. Aclara que los valores esperados surgen de "ponderar escenarios conservadores".

EL DATO 2,8%

Fue la caída el viernes pasado del Bogar 2018, uno de los títulos más negociados en la plaza local que venía de un importante rally por el mayor apetito hacia los bonos en pesos $ 488 millones

Fue el volumen negociado en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) el viernes. El caudal de negocios viene en franco descenso desde los $ 800 millones que se operaban a hace menos de dos semanas

30% Cae el Credit Default Swap de la Argentina, el seguro contra un incumplimiento de pagos, en lo que va del mes. Cerró el viernes en 1.116 puntos

Comentá la nota