Más inversiones viales para Corrientes

Corrientes en los últimos tres años incrementó considerablemente sus inversiones en obra pública vial. La aplicación del Fondo de Desarrollo Rural catapultó los recursos destinados al mejoramiento de la red caminera de la provincia. Solamente en 2007 el fondo que recauda los tributos rurales y los desvuelve, por medio de obras de infraestructura al sector.
La aplicación de esa ley además le sirvió a Corrientes para mejorar su performance en la recepción de fondos viales por medio de la coparticipación que se envía anualmente para ese rubro. "Hasta fines de 2003 era de un poco más del dos por ciento, ahora cerramos 2008 con el tres. Lo que significa trece millones de pesos enviados a lo largo de todo el año", explicó a la Dirección de Información Pública, el interventor del ente autártico, Alberto Carcaneo.

Los fondos de la coparticipación vial provienen de los impuestos grabados a los combustibles líquidos y el gas, estipulados en la ley 23.966 de 1.991. "La nación solamente coparticipa un cinco por ciento del total recaudado, el resto lo deriva a estamentos del gobierno federal", agregó el funcionario.

Carcaneo afirmó que el tema "siempre fue una cuestión preponderante en las reuniones anuales que tenemos los representantes de las direcciones viales de todo el país". Sin embargo admitió que poco pueden hacer los funcionarios "ya que se trata de una ley y eso hay que discutirlo en el Congreso Nacional, sin lugar a dudas debería modificarse este reparto y hacerlo un poco más equitativo".

Hasta comienzos de la década pasada el reparto para las jurisdicciones provinciales era del 30 %, "pero el cambio sustancial que vivió el país con las nuevas políticas económicas, hizo que actualmente el piso sea del 5 %".

Ese porcentaje son 400 millones de pesos anuales sobre un total de 8 mil millones que embolsa la administración nacional, pero cada distrito recibe montos en forma dispar. Para ello hay cuatro indicadores que funcionan en forma de parámetros. Los montos varían según la cantidad de habitantes, el consumo de combustible, la inversión hecha en obras viales y los índices de compensación.

Corrientes superó a Chaco, Misiones y Formosa en los indicadores. Aumentó su población, incrementó el consumo interno de combustibles y elevó considerablemente sus inversiones en obras viales.

"Esto último con la aplicación del Fondo de Desarrollo Rural nos dio un gran impulso para mejorar nuestra coparticipación en recursos viales, con respecto a las provincias de la región", remarcó Carcaneo.

OPTIMIZAR LO QUE SE TIENE

Actualmente la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) cuenta con 589 agentes que se desempeñan en nueve zonas, incluida la sede central de la capital. El achicamiento en la planta de personal "es una consecuencia del envejecimiento de los trabajadores. Muchos fueron pasando a retiro y ante la imposibilidad de incorporar personal, avanzamos en el fortalecimiento institucional", explica Carcaneo al momento de contar cómo se encuentra en la actualidad el organismo que dirige.

Cursos de orientación para el uso de las nuevas tecnologías, como ser exploración y seguimiento en GPS, son algunas de las disertaciones de las que participan los trabajadores.

También el sector administrativo toma parte en los cursos de capacitación que se dan en todas las zonas donde existen sedes de DPV.

MUCHOS CAMINOS

En su geografía Corrientes posee el 93 % de sus rutas de tierra lo que demanda la necesidad de una buena logística e infraestructura, para su mantenimiento. Por eso el acondicionamiento y refacciones a sedes del interior provincial, más la recuperación de maquinaria, es una constante de las actuales autoridades.

A su vez, la tarea que llevan adelante los 32 consorcios camineros "mejora y dinamiza el trabajo en el interior de la provincia", dijo el titular de la DPV.

Integrados por vecinos y usuarios de las rutas, son los encargados del mantenimiento de los viaductos provinciales. "Desde Vialidad ponemos a su disposición la maquinaria y mano de obra". Carcaneo, destacó que el pago que se hace a los consorcios "lo estamos cumpliendo en el término de 30 días, en algún momento el organismo llegó a tener retrasos de hasta siete meses".

El interventor dijo que la fuente de financiamiento de esos trabajos son "recursos propios de la DPV".

Comentá la nota