CON UNA INVERSIÓN PROVINCIAL DE MÁS DE 11 MILLONES Ya se trabaja en la construcción de la nueva presa del Ramal H

Equipos de obreros y maquinaria pesada ya desarrollan las primeras tareas de movimiento de suelo y preparación de bases de lo que será la nueva presa de regulación del Ramal H, una obra que demandará una inversión de más de 11 millones de pesos y que es considerada como una de las más importantes en materia hidráulica ejecutadas en Tandil desde la década del 70.
En una recorrida, el intendente Miguel Lunghi, evaluó este sábado el avance de las labores que se realizan sobre terrenos situados en una suerte de valle enclavado detrás del Club Uncas, acompañado por el Secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, y el Secretario de Gobierno, Marcos Nicolini.

Lunghi resaltó la trascendencia del proyecto para la ciudad, financiado por el Gobierno Provincial, y mostró su satisfacción porque "después de tantos años de gestiones y espera por parte de los vecinos, de todo el esfuerzo de los anteriores intendentes y el fuerte impulso desde nuestra administración, vemos concretarse una obra que va a traer soluciones para los problemas de inundaciones en una zona muy grande como es el barrio Falucho I y alrededores".

La presa de regulación a construirse tendrá una altura máxima de 15 metros al nivel del vertedero (la revancha máxima de la represa) y en la parte inferior dos perforaciones de 70 centímetros de diámetro que, cuando sea necesario por imperio de la lluvia, permitirán el paso de una cantidad de agua que el Ramal H pueda absorber, evitando los desbordes que actualmente anegan las zonas bajas aledañas.

Por su parte, el Secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, explicó sobre el funcionamiento que " el exceso de agua se va a ir acumulando en la presa mientras el aporte de lluvia sea superior al caudal del ramal, pero esa misma agua se irá escurriendo naturalmente por su cauce a medida que disminuya la llegada de líquido a la presa".

La construcción del dique también significará una novedad en materia de ingeniería aplicada a obras públicas, pues se utilizará el sistema conocido como Hormigón Compactado con Rodillo (H.C.R.), que se hace prácticamente sin agua y cuyo fraguado se logra ejerciendo altos niveles de presión con un rodillo especial.

La función de esta nueva estructura "es garantizar que no vaya más agua que la capacidad que tiene el entubamiento. Actualmente, al no existir esa presa de regulación, lo que ocurre es que cuando las lluvias son intensas el agua empieza a circular dentro del entubamiento y cuando llega a la boca empieza a desbordarse por arriba. La presa regulará entonces los picos de crecida".

"Es una obra de ingeniería muy interesante y muy efectiva, porque sobre lo que se proyecta su funcionamiento es simple: el mismo liquido que dejará pasar la presa es el que puede contener el entubamiento según su diámetro", detalló Civalleri.

Comentá la nota