Con una inversión de $ 2,6 millones, inauguran equipamiento en el hospital

El gobernador destacó que se consolidará uno de los centros de salud públicos de alta complejidad del interior, y que “esta inversión ratifica el rumbo, porque la salud es un derecho de todos los cordobeses”.
Con un resonador nuclear, un ecógrafo, una torre de endoscopía, un audiómetro y un cuabulómetro, el Nuevo Hospital San Antonio de Padua encabezará la red de atención de alta complejidad del interior provincial.

Ayer, el gobernador Juan Schiaretti dejó inaugurado el nuevo equipamiento que implicó una inversión de 2,6 millones de pesos.

“La salud es un derecho inalienable en Córdoba, y es una obligación del Estado provincial darle a la gente la posibilidad de tener la salud que corresponde”, señaló Schiaretti.

El resonador, puesto ya en funcionamiento, es de campo abierto, y va a permitir realizar resonancias cerebrales y angio resonancias, lo que evita que los pacientes del sur provincial deban trasladarse a la ciudad de Córdoba cuando deban realizarse este estudio.

Además, el hospital puso en funcionamiento un ecógrafo de última generación para prestaciones de orden general, doppler color pulsado y continuo, para uso neonatal, pediátrico y adulto.

También se inauguró una torre de endoscopía para realización de video colono fibroscopía y video endoscopía. El estudio les permite a los pacientes llevarse los informes con foto color y DVD.

Por último, se informó que la semana próxima estará en funciones un audiómetro y un cuabulómetro para el laboratorio central.

Entre las ventajas señaladas por los funcionarios, el resonador permite realizar estudios a personas claustrofóbicas, niños, y pacientes de gran porte que habitualmente encuentran dificultades para realizarse resonancias magnéticas en los equipamientos tradicionales.

“En este momento de retraimiento de la salud privada por la crisis de las obras sociales y el empleo en negro, es imprescindible que el Estado cubra estos sectores que quedan desprotegidos”, indicó Schiaretti.

El mandatario provincial destacó luego el accionar conjunto que están llevando adelante con distintos municipios de la provincia en la atención primaria de la salud.

Luego también destacó el trabajo de los hospitales regionales para llegar finalmente a los de alta complejidad, como el de Río Cuarto. “En Córdoba no puede ser que haya sólo en la Capital una atención de alta complejidad. Por eso hemos decidido hacer la línea de alta complejidad del interior con los hospitales de Río Cuarto, Villa María y San Francisco. Así, los cordobeses no tienen que hacer más de 200 kilómetros para tener un servicio de alta complejidad”, explicó el gobernador.

Salto fenomenal

Schiaretti aseguró ayer que el recambio tecnológico implementado en el Nuevo Hospital significa “un salto fenomenal en la atención, que es lo que corresponde a esta ciudad”, señaló.

Por último, el gobernador explicó que “de este modo, el hospital inicia un camino sin retorno para su transformación en uno de alta complejidad. Cosa que desarrollaremos con fuerza durante mi gestión”, dijo.

En el acto desarrollado en la tarde de ayer estuvieron presentes el ministro de Salud, Oscar González; el ministro de Agricultura, Carlos Gutiérrez; el director del hospital, Miguel Minardi, entre otros funcionarios provinciales, municipales y legisladores.

Por su parte, el ministro de Salud aseguró que un resonador de estas características sólo existe uno en la Capital provincial, lo que ubica al Nuevo Hospital como un referente dentro de la provincia.

Minardi, aseguró que “estoy orgulloso de contar con este equipamiento que nos permite contar con uno de los tres mejores hospitales de la provincia y uno de los mejores del país”, aseguró Minardi.

“La salud es vida y un derecho de los cordobeses y el Estado provincial la debe garantizar”, reiteró al final Schiaretti.

Comentá la nota