Inversión es la materia forestal pendiente

Hay 1.200.000 de hectáreas de bosques implantados aprovechables en todo el país. Faltan industrias que procesen ese recurso. La Mesopotamia concentra el 80 por ciento.
Para los medianos y grandes empresarios foresto-industriales del país, las inversiones son materia pendiente en Argentina para generar las condiciones necesarias que permitan industrializar los recursos forestales logrados en las últimas décadas. En la actualidad hay 1.200.000 hectáreas implantadas de las cuales el 70 por ciento se concentra entre las provincias de Entre Ríos, Misiones y Corrientes, siendo esta última la de mayor desarrollo de las tres.

El potencial forestal de Corrientes tiene el serio inconveniente que representa ser la jurisdicción con el mayor déficit de inversiones. Tiene una oferta importantísima de madera para triturado, pero ante la falta de destino industrial genera desde problemas de manejo de la forestación -aumentando los riesgos de plagas e incendios y disminuyendo la calidad de la madera- hasta un desperdicio económico y una pérdida social, ya que no se generan los miles de empleos potenciales", explicó.

Adrián Lerer, presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFOA), indicó que las inversiones durante 2009 no reflejaron la capacidad de procesamiento potencial de materia prima que tiene el sector actualmente.

Según difundió el sitio ArgentinaForestal.com "se destaca la inversión de Papel Misionero, en una planta de bioenergía".

"Aunque creemos que las condiciones naturales de Argentina y la disponibilidad de materia prima son factores positivos para las inversiones, no es suficiente para cristalizar las inversiones necesarias. Tenemos la contradicción de tener sobreoferta de materia prima en los bosques cultivados promocionados por el Estado y, al mismo tiempo, compramos por más 1.300 millones de dólares anuales productos de base forestal en el exterior por falta de inversiones industriales", expuso el presidente de AFOA.

Comentá la nota