Una inversión de casi 2 millones de pesos. Una oferta para licitar complejo turístico en la Costanera Este 15

El complejo conocido como Piedras Blancas podría recibir una inversión de 1841278,50 por una concesión a 15 años de ganar el grupo empresario que elevó una propuesta- Tal como estaba establecido en el pliego elaborado por la Municipalidad de Santa Fe, el oferente propone realizar una inversión de 1841278,50 a cambio de la concesión por 15 años- De resultar adjudicatarios, los empresarios realizarán obras básicas para que esta temporada el lugar luzca renovado, y luego encararán los trabajos más profundos.
Un grupo empresario encabezado por Luis Alejandro Puig, Diego María Víttori y Francisco Nicolás Zvirgzbins, se presentó a la licitación pública que puso en marcha la Municipalidad para la obra de "Construcción a cambio de concesión del Complejo Turístico-Recreativo, Nodo Sur, Costanera Este". La obra tiene un presupuesto oficial de $ 1.841.278,50, y consiste en la construcción de un complejo en el espacio que actualmente se conoce como Piedras Blancas. A cambio, los empresarios propusieron obtener la concesión del lugar por un plazo de 15 años.

La ceremonia de apertura de sobres se realizó en la Sala de Reuniones de la Intendencia, y estuvo encabezada por el intendente Mario Barletta, que estuvo acompañado por los secretarios de Gobierno, José Corral; de Hacienda y Economía, María Belén Etchevarría; y de Producción, José María Chemes; el subsecretario de Ordenamiento Territorial; Eduardo Castelliti; junto a integrantes del Tribunal de Cuentas y de la Dirección de Compras Municipal. Del acto participaron también los representantes del único grupo oferente que se presentó a la convocatoria.

"Será un parador de gran jerarquía: el proyecto se elaboró técnicamente desde el Municipio y se definió la inversión que se debe realizar. En tanto, los empresarios plantearon el tiempo de concesión. Se ha presentado un oferente, lo cual nos llena de satisfacción, y concretamente si se cumplen con todos los aspectos formales y las normativas establecidos, vamos a tener una primera etapa a transcurrir en este verano, donde se realizará una remodelación menor para aprovecharlo esta temporada, y el día 1º de abril deberían comenzar la construcción de esta obra que estaría terminada para noviembre del próximo año", explicó Barletta.

La propuesta

El mandatario local consideró que la licitación encarada por el Municipio "es un hecho trascendente para la ciudad de Santa Fe, porque empieza a ordenar el desarrollo urbanístico en las áreas de alta jerarquía de la ciudad en términos que tienen que ver con espacios de paisajes de la ciudad. Comenzamos a dejar de lado lo que tiene que ver con esa serie de concesiones precarias y tortuosas que no le convienen a nadie". E hizo hincapié en que "acá habrá una concesión de 15 años para una inversión importante".

En ese sentido, Puig adelantó algunos detalles de la propuesta que presentaron: "La idea es que en dos etapas comencemos con la recuperación del lugar porque está muy abandonado. Lo primero sería recuperarlo rápidamente para esta temporada y para el año que viene está estipulado por la licitación la construcción del parador".

En el pliego de condiciones se explica que el nuevo parador "tenderá a producir una operación urbanística de jerarquía, garantizando la explotación comercial y de servicios a que se destinará, confiriendo un nuevo carácter a su lugar de implantación".

En cuanto a los criterios de proyecto del complejo propiamente, se trata de establecer, mediante una pauta arquitectónica clara, la sectorización del predio en dos ámbitos: el de pileta y solarium hacia el sur, y el de explanada de expansión y usos múltiples hacia el norte, favoreciendo el uso intensivo del complejo.

La concesión no comprende la parte de playa correspondiente al predio otorgado, ya que ese sector será de acceso libre y gratuito. Según se establece, la Municipalidad se hará cargo del mantenimiento de la playa y del servicio de guardavidas, sin perjuicio de los servicios a su cargo que en tal sentido pueda prestar el concesionario, previa autorización otorgada por la Municipalidad.

De cara a la laguna

La propuesta parte de entender a la laguna Setúbal y su entorno como un sistema sobre el que corresponde operar desde una visión integral, en términos no sólo de su puesta en valor paisajístico, sino fundamentalmente como oportunidad significativa en la ciudad de generar usos y apropiaciones con una visión productiva, de desarrollo de potencialidades en todas las actividades afines: turístico-recreativas, náutica, pesca, deportes, esparcimiento.

En el caso de la Costanera Este, se procura establecer un reordenamiento de usos y asignaciones, reforzando situaciones de jerarquía preexistentes en ambas "cabeceras": la Sur, junto al Puente Colgante; la Norte, dada su calidad paisajística como mirador hacia la ciudad.

En los dos extremos se proyectan complejos a manera de nodos, mediante la inclusión de nuevos equipamientos de escala urbana con rango extendido de uso en el año y el día, ya que no dependerán exclusivamente de la "vida de playa".

Para más adelante, se proyectan paradores a ubicar en la arena, que serán las unidades a menor escala que, pudiendo articularse con los nodos o ser independientes de ellos, son los que captarán y garantizarán la apropiación tradicional de la población de la arena y la laguna. Todo el conjunto tenderá a una configuración espacial equilibrada e integrada del lugar.

En el proyecto elaborado por el municipio, se explica que "siendo que el sistema fluvial constituye uno de los principales recursos recreativos, turísticos y paisajísticos de la ciudad, interesa que el equipamiento arquitectónico, de mobiliario, iluminación, forestación, señalética, etc., contribuya a producir una imagen identitaria integral de la ciudad, fácilmente reconocible en un sistema de comunicación comercial como marca turística de Santa Fe".

Comentá la nota