Invasión de mosquitos Las lluvias obstaculizan el efecto de la fumigación

La actual invasión de mosquitos tanto en el sector urbano como en los suburbanos linderos a Junín, es sólo una muestra de lo que se espera en el resto del verano.
De todas manera, del Aedes aegypti el que más preocupa, porque ser el trasmisor del dengue, no se han recogido larvas en las trampas instaladas, aunque en las actuales condiciones no significa que no puedan aparecer, según señaló el titular de Bromatología municipal, doctor Guillermo Marsetti.

De todos modos, el profesional trató de llevar tranquilidad a la población, preocupada por los posibles casos de dengue que se podrían registrar, al decir que se están incrementando las medidas de prevención.

Sin repelente

En los principales comercios de la ciudad hasta el domingo no había ni espirales ni crema repelente. La demanda fue tanta que se quedaron sin stock. Las lluvias y el calor de los últimos días favorecieron que la ciudad se llenara de mosquitos. Vecinos que llegaron desde la Laguna de Gómez puntualizaron que era casi imposible permanecer en el lugar.

Las condiciones climáticas de lluvia y sol alternándose sin solución de continuidad, favorecen un crecimiento de la población de los mosquitos.

Situación complicada

En ese marco, Marsetti sostuvo que "esa situación complica y mucho el resultado de las fumigaciones, además de desmerecer el trabajo y el esfuerzo que venimos haciendo de manera constante".

"Estamos tratando de fumigar la mayor cantidad de barrios y lugares de esparcimiento y de uso comunitario, pero cada 24 o 48 horas llueve, afectando la residualidad del producto. Además con tanta humedad el crecimiento del pasto es muy intenso favoreciendo el desarrollo del mosquito. Todos son focos para que la hembra ponga huevos y desarrollen".

"Estamos fumigando como nunca con dos y hasta tres equipos en distintos lugares. Pero, lamentablemente, no luce la labor como debiera ser. El efecto, de todas manera, se logra pero no con la intensidad que corresponde por las constantes lluvias. El producto que toma en vuelo al mosquito adulto lo combate, pero es tan grande el desarrollo del ciclo biológico en estas condiciones de pastos altos y extrema humedad, con lluvias permanentes, que resta efectividad".

Aedes, no

No hay una sola especie de mosquito. Todos vuelan y pican, y tienen formas parecidas; algunos son más grandes, otros más chicos. Van de los grises a los marrones, y algunos tienen manchas blancas. Pero, afortunadamente, los que aún no zumban por acá son los Aedes Aegypti, transportadores del virus del dengue.

Marsetti sostuvo que las condiciones están dadas como para que aparezca. "Hasta ahora en los lugares donde estamos monitoreando y controlando, todo el desarrollo del larvario corresponde al mosquito común. Pero si allá por marzo o abril pasado lo tuvimos, no sería extraña la posibilidad de que pueda reaparecer".

Hay sectores más vulnerables y con mayor probabilidad de hallarlo, sobre la base de una serie de patrones: casas con patios, jardines y fondos, casas con más de 50 años de antigüedad, terrenos baldíos, recipientes llenos de agua, cubiertas en desuso, tarros que puedan acumular agua y ser propicios para la reproducción, señaló.

Comentá la nota