Inusitado apoyo al Proyecto Ayuí Grande durante la Audiencia Pública

Más del 90% de los oradores que participaron se expresó a favor de la iniciativa que avanza hacia la concreción definitiva. Ricardo Freire, representante de COPRA, una de las firmas impulsoras, aseguró que "no es fácil hacer callar a la sociedad cuando tiene algo que decir y hoy está diciendo sí al Proyecto Productivo Ayuí Grande, sí a la inversión y sí al trabajo". Se trata de una inversión de U$S 80 millones para la producción de alimentos, que generará más de 1.200 puestos de trabajo.
Más de 60 de los cerca de 70 inscriptos que participaron finalmente de la Audiencia Pública Ambiental realizada ayer en Mercedes brindaron un explícito y contundente apoyo al Proyecto Productivo Represa Ayuí Grande que superó con éxito una de las instancias fundamentales de cara a la Declaración de Impacto Ambiental que deberá resolver el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA) en los próximos días y la consiguiente Concesión de Aguas.

Los empresarios de la Unión Transitoria de las Empresas Copra S.A., Pilagá S.R.L., Tupantuva S.A., Santa Clara y Yuquerí S.A. y Ea. Ñú Verá se mostraron sumamente satisfechos al término de la Audiencia, considerando que las 7 u 8 personas que pusieron objeciones a lo largo de la noche no expusieron elementos técnicos vinculados al Proyecto en sí mismo, sino que hicieron cuestionamientos de tipo ideológico.

Alrededor de 500 personas se dieron cita en la Asociación de Comercio e Industria, en su mayoría en apoyo al proyecto, para escuchar a los más de 90 inscriptos en la Audiencia, de los cuales poco más de 20 finalmente no se presentó. "Llegaron casi 500 personas y sólo en las primeras horas de exposición, de cuarenta que hablaron treinta y ocho estuvieron a favor del proyecto", explicó el interventor del ICAA, Mario Rujana, a modo de balance ante los medios de prensa.

Luego de las palabras de Rujana, cuatro de los técnicos que trabajaron en el proyecto brindaron una breve exposición a los presentes: Raúl López Pairet en el diseño de la presa, Ángel Menéndez en cuanto al impacto ambiental de la obra, Jorge Adámoli expuso los principales lineamientos del Estudio de Impacto Ambiental y el Plan de Gestión Integral diseñado, y Christian Jetter brindó detalles acerca del proyecto económico productivo. En el cierre de la presentación, se reprodujo un video a partir de un material enviado por Otto Solbrig, revisor externo del proyecto, a partir del cual señaló haber visto pocos proyectos "con un estudio ambiental tan cuidadosamente ejecutado y tan inclusivo como este"; y remarcó que, en su opinión, el mismo "no representa una amenaza a la integridad de los ecosistemas en el Arroyo Ayuí".

La expresión de la sociedad

Una hora después del inicio de la Audiencia, Juan Ramón Pila y Beatríz Villalba, ambos técnicos del ICAA dieron inicio a la toma de la palabra por parte de los inscriptos.

Referentes de toda la provincia llegaron a Mercedes para expresar su apoyo a la iniciativa; entre ellos Manuel Vasallo, conocedor en la materia y titular de la Fundación CINEMA, quien tras cuestionar el "macaneo ilustrado" de algunos detractores del proyecto aseguró que uno de los principales beneficios es que se reducirá la gota de rocío por el lago que generará la presa. "No va a haber una helada en kilómetros a la redonda y se convertirán en competidores de la zona de Santa Lucía con relación a otros cultivos", puntualizó.

Francisco Velar, de CREA Litoral Norte remarcó a su turno que el medio ambiente no sólo se circunscribe al medio natural, sino que incluye al medio humano y que ambos constituyen un sistema. "Las organizaciones que dicen defender el medio ambiente sólo defienden el medio natural, desponjando al medio humano de sus recursos para desarrollarse", consideró, haciendo foco en uno de los principales planteos en los que coincidieron muchos de los referentes que tomaron la palabra a favor del emprendimiento. Cerutti del CREA Avatí-I siguió esta línea que apuntó a no dejarse confundir por dichos sino mirar los hechos. "Corrientes participa con el 0,65% en la agricultura del país y viene decayendo; tampoco decimos producción o ambiente, creemos que podemos lograr las dos cosas", remarcó.

Ramón Saucedo, perito agrónomo egresado de la Escuela de Agrotécnica de Mercedes se expresó a favor del proyecto; al igual que Andrés Pintos, productor de la zona, para quien "se conjetura sobre las consecuencias pero mayormente se ignora". Carlos Pietantueno, productor de Curuzú Cuatiá llamó a continuar con el modelo agrícola y apostó al "desarrollo bien planificado que puede generar más oportunidades para todos", como el que se promueve en Ayuí.

Mauro Brown, productor de la Cuenca del Río Corriente y representante de la Federación Nacional de Arroz (FEDENAR) trajo la adhesión de la entidad nacional y aseguró que el proyecto, "tan profesionalmente planificado fue incluido en el Plan Estratégico Argentino 2008".

Juan Manuel Nelson, productor aguas abajo, destacó también los beneficios de la iniciativa y consideró que los productores tendrán "una regulación de las aguas beneficiosa". "Vamos a tener agua en el arroyo durante todo el año, teniendo en cuenta que en varias épocas del año el Ayuí se corta por la seca y nos quedamos sin agua", puntualizó. Domingo Veller, otro productor, también hizo uso de la palabra a favor de la iniciativa.

Joaquín Ravasa, de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa, consideró que es vital un proyecto de desarrollo. "Confiamos en el trabajo de los profesionales y las altas casas de estudios involucradas y en que las buenas prácticas y la agricultura sustentable permitirán a proyectos como este llegar a buen fin", remarcó.

La Asociación Corrientes Productiva también se hizo presente en la Audiencia y fue Luciano Acosta el encargado de llevar la palabra de la entidad. "Queremos que el ingreso per cápita provenga del sector privado y no dependamos de la coparticipación", señaló; tras lo cual agregó que "nuestros vecinos producen alimentos para alimentarse y además venden al mundo" y pidió a los detractores "que se dejen de lado posicionamientos facciosos o intereses sectoriales".

La Asociación de Comercio e Industria de Mercedes dejó asentada su adhesión a un proyecto que "será sumamente importante para conseguir un desarrollo sostenido y sustentable; así como otros profesionales del medio como Fernando Dindart, veterinario mercedeño, para quien la propuesta traerá grandes cambios, "entre ellos veo el trabajo", aseguró. Luis Irastorza, ingeniero agrónomo de Monte Caseros sumó su voz a favor y objetó a los "ambientalistas que cuestionan pero cuando se los convocó a participar de los muestreos del ICAA en el Miriñar, no aparecieron".

Héctor Rosales, transportista local iniciado en la actividad desde 2001 apostó también al "trabajo independiente y seguro". "Crecimos con la actividad agrícola en Mercedes, de chofer llegué a pequeño empresario, lo que tantas veces quiere lograr el Gobierno son subsidios o ayuda social", remarcó, arrancando una importante ovación de los presentes. A sus palabras se sumaron las de María Rosario Del Orto, estudiante de Ingeniería Agronómica para quien el desarrollo sustentable implica "equilibrio entre producción y ambiente". "Los que estudiamos anhelamos volver adonde crecimos y este proyecto lo hará posible", destacó.

El Centro de Consignatarios de Corrientes también hizo llegar su adhesión a través de Oscar Arzuaga quien apostó al crecimiento económico y productivo a partir de la iniciativa; al igual que Carlos Saucedo, transportista de hacienda, para quien se abren nuevas posibilidades de expansión. "No podemos darlos el lujo de preservar 8 mil ha y dejar de lado a 22 millones de personas que se pueden alimentar con este Proyecto; los ambientalistas rara vez habrán puesto el despertador a las 4 de la mañana, el éxito y el crecimiento se logra trabajando, no mirando los pajaritos", remarcó.

Tras la adhesión explícita de la Asociación de Sociedades Rurales, varios referentes de las entidades ganaderas se dieron cita en la Audiencia para expresar su acompañamiento. Gerardo Condado, presiente de la Sociedad Rural de Mercedes, cuestionó "las campañas tendenciosas y mentirosas con relación al robo del agua por parte de los productores" y aseguró que la entidad está "para velar por los intereses agropecuarios de Corrientes, los intereses del productor y el trabajador rural, pero sin dejar de lado el cuidado del medio natural".

Rubén González Cazón, presidente de la Sociedad Rural de Sauce, apoyó el proyecto y sostuvo que confían en el proceso técnico y legal que lleven adelante las autoridades; tras destacar que el hombre es el centro del desarrollo sustentable, en un marco responsable.

José Alberto Meable, titular de la Rural de Corrientes argumentó el apoyo en los nuevos y mejores esquemas productivos, el importante Plan de Gestión Ambiental y rigurosos los estudios de ingeniería, técnicos y legales efectuados. "Necesitamos producir para mantener la independencia y fortalecer el federalismo que tanto reclamamos", finalizó.

Por la Federación Económica de Corrientes llevó la palabra su secretario, Daniel Cassiet, quien sostuvo el apoyo a una inversión que "cuenta con el respaldo financiero de empresas con trayectoria, moderna tecnología y buenas prácticas". "El sector arrocero es el de mayor potencial detrás del forestal y promovemos trabajar de aquí en más en la generación de valor agregado a la producción primaria", remarcó.

En el marco de la Audiencia Pública Ambiental, José Luis Garrido (periodista de Mercedes) expresó el apoyo al "proyecto de mayor envergadura social, productiva y económica que terminará con la caza furtiva, la quema de pastizales y regulará el cauce del agua" en el marco de una adhesión firmada por FM Imacto, FM Stylo, FM Universo, Tu Corrientes, Semanario El Payubre, FM Taragüí, FM 21, El Aguijón, Canal 10, Radio City y periodistas independientes de la región.

Los farmacéuticos de la Ciudad también acercaron su respaldo, destacando que "debe ser bienvenido cualquier intento que pueda generar oportunidad de empleo"; al igual que las firmas de agroquímicos en la zona.

Daniel Alvarez, del Centro de Transportistas de Mercedes, puso en claro su "inequívoca posición" avalando la iniciativa. "Hemos desarrollado nuestra acción a partir de los empresarios que se instalan en la región, hemos podido dar pasos importantes a partir de la actividad agrícola; no solo hemos podido crecer sino que hemos ayudado a crecer a quienes nos proveen, el círculo virtuoso está demostrado en cada momento"aseguró; a cuyas palabras se sumaron las de Eduardo Aguerre, productor y prestador de servicios.

Jorge Moulín llevó la adhesión del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios de Corrientes como parte de "un sector responsable de la producción de alimentos", al igual que Víctor Cemborain, referente de varias firmas comerciales en Mercedes. En esta misma línea se expresó Luis Vallejos, presidente del Consejo de Ingenieros Agrónomos de Corrientes, para quien "la primera necesidad que debe atender el ser humano es alimentarse". "Producir alimentos es la principal labor de nuestra profesión, por eso apoyamos este proyecto", remarcó.

Representantes institucionales del sector público también se hicieron presentes, como Carlos Erro, concejal que consideró la necesidad de "apoyar y confiar en el Estado, y hacer entre todos la República, si el Estado no funciona es porque no funcionamos como ciudadanos" y que objetó los cuestionamientos sobre la legalidad del proyecto al señalar: "Si se habla de ilegalidad primero tiene que haber un fallo judicial, hasta entonces el proyecto sigue siendo viable".

Por su parte, Daniel Baldezzari, viceintendente de Mercedes, aseguró que el "Gobierno municipal apoya y acompaña este Proyecto productivo porque va a permitir el desarrollo económico productivo pero más importante aún el desarrollo social; traerá mayor bienestar y mejor calidad de vida para todos los mercedeños", puntualizó.

Armando Di Doménico, trajo la adhesión del Centro de Despachantes de Aduana de Paso de los Libres y consideró que "no se puede dilatar más la aprobación del proyecto, que tiene un excelente trabajo profesional detrás".

Una gran cantidad de referentes de distintos rubros y sectores de Mercedes y la región se sumaron a las voces a favor a lo largo de la Audiencia que duró más de 6 horas. Florencio Ferreira, de Electromecánica del Litoral (abocada al movimiento de suelos, fertilizantes" comprometió el impulso al proyecto de empresarios de trayectoria agrícola – ganadera; al igual que Elsa Salas, representante de pymes de comercialización de combustibles, lubricantes y servicios, para quien "Mercedes tiene un antes y un después del desarrollo del arroz a través de la construcción de represas". "Junto a Virasoro, son las dos que más crecieron en los últimos años; pero no debemos dejar de lado el cuidado del medio ambiente, deben convivir en justo equilibrio", consideró.

Fernando Serrano, contratista local, también expresó el "más firme apoyo", tras lo cual explicó que "este nuevo paso en la producción nos brindará más oportunidades a los que decidimos quedarnos y ponerle el hombro a Corrientes" y que "la significación de nuestra actividad no pasa por lo que hacemos sino por el empleo que generamos".

Daniel Falcone, Gerente Comercial Falmetal S.R.L., llegó desde Goya para expresar el convencimiento en el proyecto y asegurar que "la industria del arroz generará una importante cantidad de puestos de trabajo ". Juan Echetto, gerente de Molinos Ala, participó en representación de la Cámara Industrial de Arroceros y leyó una misiva de apoyo en la cual la entidad considera que "el sector arrocero es el principal motor de las economías regionales, con una importante cantidad de mano de obra". "Las empresas e industrias confiamos que el proceso culminará con la puesta en marcha del proyecto hidráulico – agropecuario más importante del país", puntualizó la nota.

María Elizalde, de la Asociación de Turismo de Mercedes remarcó las oportunidades que significarán movimientos económicos relevantes, "con inserción en mano de obra local en otros rubros como el nuestro". "Los ambientalistas no dejan a nuestros atletas entrenar en el Iberá por el impacto ambiental, y hoy entrenan en el Moconá; me pregunto si estudian el impacto ambiental de las lanchas turísticas en el Iberá o de la Estancia El Socorro", cuestionó en el marco de sus palabras.

Ana Moulín, productora de la Cuenca del Miriñay también lanzó fuertes objeciones a la labor de los ambientalistas y consideró que "asistimos como nunca a una ampliación importantísima de la normativa ambiental que, loby mediante, avanza con restricciones sobre la propiedad privada". "Después de lo que consiguieron con el Iberá, pretenden avanzar sobre el Batel, el aguapié, el Miriñay y lo que ellos llaman corredor biológico; con lo cual quedarían más de 2 millones de ha prohibidas para la producción; si más de un tercio de la Provincia se pretende conservar improductiva, como pretenden que la gente aumente sus ingresos", cuestionó.

Del mismo modo, criticó que "bajo el eufemismo de la conservación hoy ayudan a quitarle sus tierras a los pobladores de Yahaveré" y aseguró que en los últimos tiempos han ingresado al país 52 millones de dólares para proyectos "ecologistas". "Alguien alguna vez tendrá que explicar qué realmente se hace con esos fondos", remarcó.

El compromiso empresarial

En el marco de la Audiencia, también hicieron uso de la palabra tras haberse inscripto, representantes de las empresas que impulsan el proyecto, entre ellos el presidente de COPRA, José Aranda, quien no desconoció la existencia de impacto ambiental. "Nunca lo ignoramos, pero "no somos empresarios movidos por un interés destructivo para agotar la riqueza y huir". "Los productores agrupados no somos aves de paso en la Provincia, el arroz es una bendición, es una blasfemia cuando se lo denosta", aseguró, tras lo cual señaló que los mueve "una profunda responsabilidad social por las expectativas de generación de trabajo y riqueza".

Alberto Serrano, de la Estancia Ñu Verá (firma que se sumó en esta última estapa el Proyecto) comentó que se convencieron a partir de los beneficios son innegables, y el gran respeto que el proyecto tiene respecto de los recursos naturales. "Quiero acercarles tranquilidad, nosotros somos ribereños y vamos a cuidar el Ayuí es nuestra responsabilidad", remarcó.

Walter Cardozo, de Adecoagro, destacó la experiencia de una trayectoria de 20 o 30 años en el rubro. "No hemos parado de aplicar tecnología nuevas", destacó; a cuyas palabras se sumó las de Alejandro López, quien resaltó la calidad del trabajo de los profesionales.

Ricardo Freire llevó también la voz de COPRA e insistió con los beneficios económicos, productivos y sociales, algo que "otros fanáticos nunca podrán entender y nunca hablan de trabajo". "Esta Audiencia Pública fue un ejemplo de participación ciudadana, independientemente de que hasta último momento intentaron que la sociedad no se exprese; el clamor es trabajar y no es fácil hacer callar a la sociedad cuando tiene algo que decir y hoy está diciendo sí al Proyecto Productivo Ayuí Grande, sí a la inversión y sí al trabajo", puntualizó.

Tras destacar que muy pocos proyectos presentan juntos a empresarios y trabajadores, Freire leyó las notas de apoyo de RENATRE, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, el Sindicato de Empleados de Comercio, la Asociación Correntina de Docentes Provinciales, El Ateneo, el Club Atlético Mercedes, el Club Sportivo San Lorenzo, el Club Sportivo Barrio Castello, el Club Atlético Social Apinta, la Comisión de Fiesta del Chamamé de Mercedes y la Asociación de Bomberos Voluntarios de Mercedes.

En línea con Jorge Vara, titular de la Asociación Correntina de Plantadores de Arróz e integrante de la Mesa de Entidades Productivas, Miguel Marticorena, presidente de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes fue el último orador de la noche, a la 1 de la madrigada. "En cuanto a las objeciones sólo puedo preguntarme: qué alternativas proponen los ambientalistas". "No permiten que la provincia produzca, no aportan ideas y encima consiguen sacar una ley provincial para obtener fondos ellos del Estado", cuestionó el último inscripto por el ICAA.

Tras la Audiencia, Rujana informó que "este es un trámite más que se juntará a otros que luego serán analizados cuando haya que evaluar las autorizaciones".

Características del proyecto

Cabe recordar que la iniciativa implica inversiones directas por U$S 80 millones, un incremento del Valor Bruto de Producción por $ 160 millones anuales y el desarrollo de la cadena de servicios de la actividad productiva, del mismo modo, generará más de 1.200 puestos de trabajo directo e indirecto y una circulación local de $31 millones anuales en capital de trabajo.

En el plano netamente productivo, la producción arrocera anual incorporará 120 mil toneladas, las exportaciones de arroz desde Corrientes crecerán el 32% y la producción provincial de otros granos como maíz, soja, sorgo y trigo aumentará más del 50%. Las firmas que promueven la iniciativa promueven una producción agrícola mejorada a partir de la adopción de ciertas prácticas, el uso eficiente del agua para producir y actividades integradas para la producción de alimentos.

El Proyecto incluye además un valioso Plan de Gestión Ambiental Integrado que prevé un Responsable Ambiental con un Presupuesto Ambiental inicial de $ 2,5 millones para los tres primeros años y alrededor de $500 mil a partir del cuarto año, mano de obra e insumos locales, capacitación permanente y Fortalecimiento de la atención sanitaria local.

El PGA estipula además un monitoreo permanente de la calidad del agua, la promoción de políticas de manejo de cuenca y ordenamiento territorial, el financiamiento de programas de conservación y medidas contra la caza furtiva en la zona. Entre las principales medidas de compensación por las áreas a intervenir figuran las casi 20 mil hectáreas de Áreas de Protección Ambiental que implica corredores biológicos y hábitats favorables; todo ello en el marco de la agricultura innovadora y conservacionista a la que apuestan las estancias que integran la UTE.

Comentá la nota