Inundados, de huelga

Inundados, de huelga
La protesta comienza hoy y se extenderá hasta el miércoles, cuando se cumplan seis años de la catástrofe del río Salado. Según Hermes Binner, hay más de cinco mil juicios.
Los integrantes de la Carpa Negra de la Memoria y la Dignidad -que ya se levantó en la plaza de Mayo, frente a la Casa Gris- comenzarán una huelga de hambre en rechazo a la propuesta del gobierno de Hermes Binner que ofreció un arreglo extrajudicial a 5.000 damnificados que demandaron al Estado para pagarles el 50 por ciento de lo que demandan en un plazo de diez años. La protesta se inicia hoy, a las 10, y se extenderá hasta el miércoles 29 de abril, cuando se cumplan seis años de la catástrofe del río Salado que dejó un tercio de la ciudad bajo agua, 23 muertos y más de 100 mil personas en el desamparo.

En Rosario, el gobernador Hermes Binner insistió en despolitizar el tema de los inundados. Ante la consulta de un medio local, el mandatario sostuvo que "es una situación que debe resolverse en la provincia de Santa Fe". Según Binner "hay más de cinco mil juicios en contra del Estado provincial por el tema de las inundaciones; hay varios estudios de abogados que tienen parvas de estos juicios".

"La injusticia y la impunidad jamás pacifican", dijo María Claudia Albornoz, una de las líderes de la Carpa Negra y presidenta de la vecinal de Barrio Chalet, uno de los barrios más afectados por la gran inundación de 2003.

Los huelguistas serían acompañados por militantes de organismos de derechos humanos y familiares de las víctimas de la masacre del 19 y 20 de diciembre de 2001.

"No queremos terminar discutiendo por plata", dijo Albornoz por LT9. "La idea es levantar las banderas de la justicia y de la memoria que es lo que venimos haciendo hace seis años. Los inundados, junto con los organismos de derechos humanos, vamos a hacer esta huelga de hambre y elaborar un documento en el que le vamos a responder al gobierno provincial sobre las medidas que anunció", explicó. El documento será leído en el acto del 29 de abril, y se repite lo que ocurrió en los años anteriores, será a cuatro voces.

Albornoz expresó el desencanto que provocó entre las víctimas de la catástrofe de 2003 la propuesta de Binner de arreglar los juicios que iniciaron alrededor de 5.000 inundados, pero dejó afuera a los demás que no demandaron al Estado. "Nosotros esperábamos más en función de lo que veníamos dialogando. Con Reutemann nunca hablamos nada. Pero con éste gobierno sí. Y hoy, los que no están contentos son los inundados, ya sea los que presentaron los recursos que son 5.000 y representan a 20.000 personas o el 70 por ciento que representan 110.000 inundados que quedaron fuera de esta historia".

"Sabemos que hay responsables de esta inundación. Y se llama Carlos Alberto Reutemann, entonces queremos que pase por la justicia. Ese es el reclamo que estamos llevando adelante hace seis años. La injusticia y la impunidad jamás pacifican. Lo que pacifica es que tengamos una ciudad más inclusiva y no tan desigual. No puede ser que unos ganen siempre y otros pierdan siempre. Escuchamos grandes enunciados: 'vamos a hacer obras, vamos a hacer esto, vamos a hacer lo otro'. Pero cuando nos levantamos a la mañana, vemos las mismas zanjas de siempre con agua podrida que no cambian'", concluyó Albornoz.

Por su parte, la senadora nacional Roxana Latorre declaró que con el decreto de una propuesta integral destinada a los damnificados por las inundaciones, el gobierno socialista politizaba el tema para perjudicar la imagen de Reutemann antes de las elecciones. "El gobernador, quien en febrero responsabilizó políticamente al ex gobernador Reutemann por la inundación en Santa Fe en abril del 2003, no quiso entrar en nuevas polémicas para señalar que lo que pretenden es encontrar los elementos necesarios para ver cuál ha sido el daño y establecer una forma de arreglo extrajudicial para salvar verdaderamente a la provincia de Santa Fe de esta situación", dijo Latorre. (Fuente: Rosario/12)

Comentá la nota