Introducirán cambios en el proyecto para controlar el uso de plaguicidas.

El concejal Andrés Rosa aclaró que la iniciativa no será retirada. El edil apuntó también que en la reunión del lunes se pusieron de acuerdo con los productores para avanzar hacia lo que es el triple lavado de los envases, y hacer un registro de quienes hacen las fumigaciones, fundamentalmente las terrestres, entre otros temas.
El concejal Andrés Rosa manifestó que no será retirado el proyecto vinculado al control del uso de plaguicidas, sino que sufrirá modificaciones.

Andrés Rosa (abogado), presidente del bloque "Tres Banderas", manifestó a DEMOCRACIA que esta modificación se contempló tras la reunión con el sector agropecuario realizada el lunes último.

"Desde nuestro bloque –agregó-, desde el 2005 presentamos once proyectos que tienen que ver con la cuestión ambiental, entre ellos la creación del Consejo del Medio Ambiente, aprobado por unanimidad pero nunca llevado a la práctica por el Ejecutivo municipal, además de los voluntarios ambientales, el tratamiento de los contenedores y fue en esa dirección por la cual propusimos esta ordenanza para regular las sustancias químicas, que se usan en los tratamientos agrope-cuarios y en especial los plaguicidas", dijo.

Según lo expuesto, el objetivo de estas ordenanzas es proteger la salud de las personas y el ambiente ante el uso de estas sustancias, buscando lo que se denomina un cinturón de protección ecológica.

"Estado ausente"

"Si bien tenemos una ley provincial, la 10.699, entendemos no sólo nosotros sino también las universidades nacionales con facultades de agronomía, bioquímica y farmacia, que hay ‘lagunas’ legales y consideramos que tenemos facultades como legisladores comunales, a través del artículo 123 y 41 de la Constitución Nacional y por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en un caso de la municipalidad de Rosario contra la provincia de Santa Fe en 1992. Es por esto que intentamos regular esto", afirmó.

"Tenemos una ley pero un Estado ausente y hay quienes entienden que es un Estado cómplice… Ahora bien, no somos expertos ni técnicos para demostrar si el glifosato es o no tóxico. Por esto mismo y como faltan estudios sólidos para saberlo, las universidades que están en este proyecto de estudio sobre el impacto en el ambiente y en la salud de la población de los modelos productivos de la Argentina, con el uso del glifosato y la atraxina, intentan hacer un mapa regional de contaminación. Todo esto para tratar de disminuir los riesgos, dada la falta de normas y a la vez control", explicó Rosa.

El concejal manifestó que se busca crear un cinturón de protección ecológica en defensa de la salud humana, de los recursos naturales y la protección agrícola. "En esto hay coincidencia total. No hay ningún productor que esté en contra de esto. Tenemos facultad y potestad desde el Municipio para legislar sobre este tema", insistió el edil.

"Deseamos ser capaces de prever escenarios y apuntar a la prevención y precaución", destacó Rosa.

Modificaciones

Según lo explicado por Rosa, del proyecto original de "Tres Banderas", se modificarían dos aspectos que originan mucha preocupación al sector agrope-cuario. Uno tiene que ver con la distancia, los metros que se tomarían desde un punto central de la ciudad, para marcar este cinturón de protección ecológica, donde se evitaría el uso de plagui-cidas. Se había estipulado en 5.000 metros y 10.000 metros, pero de acuerdo a lo manifestado por el edil, podría bajarse a 2.000, como figuraría en una ordenanza de Bragado (que habría sido consensuada con el sector agropecuario) y en otra de General Madariaga.

El otro punto mencionado por Rosa es que en cuatro artículos del proyecto original referente al uso de plaguicidas, se mencionaba la palabra prohibición y ésta podría ser modificada. A cambio, se resolvería poner en conocimiento de las autoridades de la provincia de Buenos Aires si hubiera violación de disposiciones provinciales. Esto sin perjuicio que los funcionarios municipales competentes puedan adoptar medidas preventivas, por ejemplo actas de infracción y sería el Juzgado de Faltas el que resolvería.

El edil apuntó también que en la reunión del lunes se pusieron de acuerdo con los productores para avanzar hacia lo que es el triple lavado de los envases de plaguicidas, y hacer un registro de quienes hacen las fumigaciones, fundamentalmente las terrestres, entre otros temas.

Rosa manifestó que el encuentro del lunes significó un puntapié para el inicio de consultas mencionando que la concejal Magdalena Ricchini, como presidente de la comisión de salud, había citado al INTA y mantuvo encuentros con el Colegio de Ingenieros Agrónomos.

Expresó que la reunión con los productores tenía la intención de "quitarles el temor o sensación de que esto iba en perjuicio de ellos.

Resaltó que "hemos dado señales claras de que somos un bloque que está a favor de la producción. Tenemos una coherencia y el productor lo sabe, por eso quiero destacar el respeto con el que fui atendido. Me he sentido muy respetado a pesar de que con este proyecto se había creado un clima adverso".

Relleno sanitario

El doctor Rosa manifestó que un grupo de productores agropecuarios, en la sede de la Sociedad Rural, le planteó el tema del relleno sanitario, que "en realidad es un basural a cielo abierto sobre la ruta (nacional) 188", dijo.

"La gente que vive en las inmediaciones dice que no soportan más el olor, las bolsas desparramadas por sus campos. Creo que esta cuestión hay que abordarla seriamente y en profundidad porque hace rato que el relleno sanitario no cumple con la función que debería, trayendo nuevos perjuicios a quienes viven o trabajan en los aledaños", señaló.

Comentá la nota