Intransigencia:Gobierno y gremios se reunieron, pero no hubo ningún tipo de acuerdo

Tal como se había anunciado, ayer al mediodía y hasta cerca de las 14.00, en instalaciones del ministerio de Educación, el titular de dicha cartera, Eduardo Galera, junto con el ministro de Gobierno, Javier Silva, y el subsecretario de Finanzas de la provincia, Angel Osman, recibieron a los secretarios generales que conforman el frente de gremios estatales, con el objetivo de intentar arribar a un acuerdo respecto de la recomposición salarial que vienen planteando desde hace un largo tiempo.
Sin embargo todo fue en vano, sólo se llegó a un acuerdo en lo que refiere a los descuentos de los días de paro y la derogación de las circulares que preveían sanciones a los docentes.

Esto a cambio de nada, ya que la intersindical ratificó su plan de lucha y la movilización prevista para hoy. De todas maneras, el próximo lunes habrá una segunda reunión entre el Gobierno y los gremios estatales.

La palabra oficial

Al término del encuentro, el ministro Silva relativizó los resultados de esta primera reunión en función de la postura inflexible de parte de algunos miembros del sector gremial, y si bien no descartó el llamado a una eventual conciliación obligatoria con el sector docente, se mostró preocupado por versiones sobre posible "virulencia" en las manifestaciones gremiales previstas para esta semana.

Silva manifestó: "Lamentablemente hubo una posición demasiado inflexible por parte de algunos gremialistas, no de todos. Es más, había tres puntos por resolver, de los cuales a dos de ellos se les estaba dando solución inmediata como es el tema de dejar sin efecto la circular Nº 5 y el descuento de los días de paro. No obstante, quedaba el tema salarial y, si bien sabemos que es el tema medular, queríamos abrir una instancia de diálogo en función de las pretensiones de ellos y las posibilidades nuestras", planteó.

"Pedíamos una tregua, a los efectos de que cesen con las medidas de fuerza para que los niños regresen a las escuelas y no porque al Gobierno le moleste la gente que se junta en la plaza.

Los niños ya llevan bastante tiempo sin clases", agregó el titular de la cartera de Gobierno, al tiempo que aseguró preocuparle que algunos gremialistas "hablaran de virulencias en las movilizaciones, o sea que, evidentemente, algo o alguien está moviéndose adrede porque no ha sucedido nada todavía", enfatizó.

"Hablan de que mañana -por hoy- va a haber una movilización en la que va a haber virulencia, y eso preocupa muchísimo. Si hay trasfondo político o no, que cada uno saque las conclusiones…", apuntó el funcionario provincial.

En otro tramo, Silva explicó que el llamado a una conciliación obligatoria "es una posibilidad", por lo que consideró que esta alternativa lleva a replantearse constantemente sobre todo cuando está en el medio "de qué sirve sentarnos a una mesa si hay un diálogo de sordos", sostuvo observando que el período de conciliaciones se lo analiza a los efectos de tratar de salvar los días de clase.

"La idea de hablar era para analizar las posibilidades y ver si puertas adentro podíamos proponer algo concreto en la nueva reunión. Ellos (por los gremios) si analizan que la reunión es negativa es su problema, pero nosotros hemos llamado al diálogo en función que hace unos días ellos mismos decían que el Gobierno era sordo y autista, y no convocaba al diálogo. Acá se ha planteado una línea de solución, pero con posturas inflexibles no se pueden llegar a acuerdos", remarcó el ministro, al tiempo que aseguró que el gobernador Eduardo Brizuela del Moral "está a la cabeza" de las negociaciones y "en permanente contacto con los ministros".

Cabe destacar que del encuentro participaron los representantes de Ateca, ATE, Seleg, Autoconvocados de la Salud, Jubilados Autoconvocados, no docentes y Suteca.

Comentá la nota